Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 2 09 LA ENTREVISTA Tariq Ali ESCRITOR E HISTORIADOR La guerra de Afganistán está perdida POR: EMILI J. BLASCO FOTO: MIGUEL ÁNGEL FONTA L Un viejo militante Nació en 1943 en Lahore cuando Pakistán era aún parte de la India británica. Estudió en Oxford y desde entonces reside en el Reino Unido. Ha sido un experimentado activista político con orígenes trotskistas y sesentayocheros. Ha escrito más de treinta ensayos y novelas y colabora asiduamente en la Prensa británica. El choque de los fundamentalismos: cruzadas, yihads y modernidad es una de sus obras más difundidas. Otras de sus obras son Bush en Babilonia El leopardo y el zorro y ¿Puede sobrevivir Pakistán? La muerte de un Estado -De momento, Obama va a intentar enviar más tropas, sin querer aceptar públicamente lo que los países europeos ya saben: que es una guerra perdida en la que ya no hay mucho más que puedan hacer. Pero para Obama y el orgullo estadounidense salir de dos países, Irak y Afganistán, es un revés muy grande. El envío de 20.000 soldados retrasa la retirada, pero no va a resolver nada esencial. Creo que EE. UU. intentará quitar a Hamid Karzai del poder y reemplazarlo por otro político que pueda crear un Gobierno de coalición. Pero esto último será difícil mientras estén allí las tropas de la OTAN. -Su libro sugiere que EE. UU. ha perdido interés en Afganistán, pero Barack Obama va a enviar más tropas. a voz de Tariq Ali no ha dejado de escucharse desde que en los años sesenta su intervención frente a la Embajada estadounidense en Londres inspirara la canción de los Rolling Stones Street Fighting Man Entonces EE. UU. combatía en Vietnam; ahora lo hace en Irak y Afganistán. De origen paquistaní, el escritor e historiador Tariq Alí es un especialista en la región. Acaba de publicar en España su libro Paquistán en el punto de mira de EE. UU. El duelo bién vive la etnia pastún y hay talibanes paquistaníes, es permeable. Y lanzan misiles que están matando a mucha gente inocente en Pakistán, desestabilizando con ello el noroeste y creando grandes divisiones en el Ejército. Los efectos de ello a medio plazo pueden ser muy graves. -Habría una gran reacción popular en contra. El 70 por ciento de la población ya se opone a la presencia estadounidense en la región, porque cree que el mayor peligro para la paz viene precisamente de EE. UU. Dentro del Ejército, hay oficiales jóvenes, escalafones intermedios, y algunos altos mandos extremadamente descontentos. La presencia de la OTAN en Afganistán ha creado ya una situación muy grave en Pakistán, pero si EE. UU. entra con sus tropas en este país se generaría una situación de guerra civil. ¿Qué ocurrirá si EE. UU. insiste en expandir la guerra a Pakistán? -EE. UU. presta cada vez más atención al territorio noroeste paquistaní lindante con Afganistán, alegando que desde allí se preparan ataques a sus tropas en suelo afgano. -Creo que podemos describir a Obama como un imperialista con rostro humano. La gente le atribuye todo lo bueno, y cuando haga cosas mal intentarán encontrar maneras de excusarle, mientras que con Bush no había excusas. Y eso es peligroso. -Usted ha advertido lo ridículo de cierta opinión pública que aplaude a Obama lo que criticaba a Bush. -Hay un gran peligro cuando los medios occidentales hablan del ISI porque se crea la impresión de que es un grupo autónomo dentro del Ejército, y no es verdad. El ISI es una de las organizaciones de inteligencia de las Fuerzas Armadas y no tiene autonomía. Todo lo hace de acuerdo con el alto mando militar. Es el Ejército paquistaní el que no está cargando del todo contra los talibanes, porque sabe que los -El ISI, el servicio de espionaje paquistaní, apoyó a los talibanes tras la retirada de la URSS de Afganistán. ¿Les sigue dando cobertura? Al Qaida es esencialmente un pequeño grupo de gente, un grupo terrorista como el IRA o ETA, incluso probablemente menor que esas organizaciones Cuando salga de Irak, EE. UU. tendrá que confiar a Irán la estabilidad de ese país, al igual que tendrá que depender de Irán en Afganistán. Es irónico -Los norteamericanos intentan excusarse de lo mal que les van las cosas en Afganistán diciendo que esto se debe a que la frontera entre ese país y Pakistán, donde tam-