Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE del MI 5 y el primer responsable cuyo nombre se revelaba al público. Aprovechamos esa oportunidad para analizar qué se podía contar. Reflexionamos mucho sobre ello y decidimos que en un país democrático había muchas cosas que se podían revelar sobre los servicios de inteligencia, acerca de sus actividades en general, sus objetivos y la forma de trabajar, evidentemente sin dar detalles operativos ni de los métodos utilizados. De hecho, una de las primeras cosas que yo hice al frente del MI 5 fue un folleto para contar a grandes rasgos cómo se organizaba el servicio y yo misma di una conferencia en la BBC para hablar de los requisitos que deben gobernar el equilibrio entre la seguridad del Estado y una democracia moderna. Este fue el gran debate de los noventa, y que ha seguido en el tiempo porque ahí radica realmente la responsabilidad que tiene el Estado de velar por sus ciudadanos y el derecho a las libertades civiles de los mismos. En el Reino Unido, unos creen que el Estado ha ido y va demasiado lejos con cierta legis- lación y otros están de acuerdo. ¡Estupendo! Pero, ¿qué pasará ahora con toda esa gente? Son muchas las complejidades para llevarla a cabo. También me ha gustado mucho que Obama citara en su discurso inaugural el calentamiento global, porque eso va a traer graves problemas como inundaciones, desplazamientos de poblaciones enteras, y es una de las grandes amenazas para la seguridad. ¿Qué le parecen las primeras medidas de Obama: cerrar Guantánamo y poner fin al uso de la tortura? persuadirla de que den información. -Se busca gente variada y sobre todo con la suficiente inteligencia para comprender y analizar la información, a veces muy compleja, y extraer un sentido; pero, al mismo tiempo, que sea extrovertido para hablar con la gente y -El director del MI 5, hijo de un conductor de autobuses, dice que el perfil del agente secreto ha cambiado: ya no se reclutan a hombres blancos educados en Oxford y Cambridge, ni a mujeres salidas del exclusivo internado de Cheltenham Ladies College. ¿Quién es espía ahora? (Se ríe) De hecho, cuando yo entré en el MI 5 fue porque alguien me dio una palmadita en un hombro por ser la mujer de un diplomático. Me eligieron por quién era y no por lo que podía hacer, hasta el punto de que me contrataron como mecanógrafa cuando no sabía escribir a máquina. Ahora eso ha cambiado; quieren a gente de todas las procedencias y han decidido que la mejor manera de reclutar es mediante la web. En ella encontramos una explicación del servicio, de los puestos disponibles y se solicita el trabajo rellenando un formulario. Luego se hacen una serie de entrevistas y hay una selección. En cualquier caso, se les dice a los solicitantes que no se lo cuenten a todos sus amigos porque si vas a trabajar encubierto no lo debe saber toda tu calle. -Además ya no se captan a través de las conexiones sociales, sino con el anuncio de vacantes en la web... -Imagino que habrá tratado con espías españoles... -Sí, de hecho trabajé estrechamen- -Y también son muy valientes. Noor Khan, joven de origen indio que perteneció al grupo de Athinks, después de ser torturada por los nazis gritó antes de expirar: Libertad Hay veces que la realidad supera a la ficción. -Las mujeres en este empeño no tienen rival porque entienden bien a la gente, entablan una relación que convence, y logran que se trabaje para ellas. Son muy buenas a la hora de gestionar la formación de agentes cosa sorprendente porque cuando yo entré en el servicio no permitían que las mujeres se encargaran de este trabajo. -Lyz Carlyle es supervisora de agentes, lo mismo que lo fue usted e igual que la legendaria Vera Athinks, cuyo afán la llevó, acabada la segunda guerra mundial, a tratar de recuperar a todos los espías que había perdido te con los servicios secretos españoles por las vinculaciones que había en ese momento entre IRA y ETA. Son muy diferentes a nosotros porque ellos son policías y nosotros no tenemos esas competencias. Fueron muy eficaces y mi relación con ellos fue muy cordial. -Mire, en la segunda guerra mundial hubo mujeres, tanto en la resistencia como en los servicios de inteligencia, que fueron brillantes operativos en la vanguardia, donde hacían un trabajo de campo importantísimo; pero cuando acabó la guerra sorprendentemente fueron relegadas de nuevo al trabajo doméstico. ¿Sabe dónde estaban y qué hacían los espías de medio mundo las vísperas del 11- S, el 11- M y el 7- J? -Parece increíble que en Londres haya tantos espías rusos para que desde su Gobierno se diga que les merman esfuerzos contra el terrorismo. -Fíjese: Ahora hay tantos agentes rusos en Londres como soviéticos en la guerra fría, una cosa verdaderamente increíble porque efectivamente restan atención a los servicios británicos de su objetivo principal, que es el terrorismo. No sé qué hacen allí ni a qué se dedican, pero esto lo he usado en un libro que publiqué el año pasado en el Reino Unido, Ilegal Action donde trato el espionaje de esos agentes a los oligarcas rusos que viven allí. Justo cuando lo escribía mataron a Litvinenko y me dije soy pitonisa -No sé lo que pasó porque yo ya no estaba; pero en el caso del 11- S sí sé que tenían información e incluso circulaba que se estaba tramando un plan de gran importancia, pero en aquel momento los servicios de seguridad e inteligencia americanos no se coordinaron correctamente, de manera que las distintas informaciones nunca llegaron al lugar donde analizarlas en su totalidad para averiguar qué estaba pasando. Antes ya había habido ataques a intereses americanos en África, en los mismos EE. UU... aunque no tan dramáticos como el 11- S, un símbolo que ha marcado el antes y el después. La ex directora del MI 5 durante la entrevista, el pasado martes en Madrid ¿Lo leeremos en España? -Eso pregúnteselo a la editorial.