Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 2 09 ASÍ LO CONTÓ ABC 1 DE FEBRERO DE 1979 El ayatolá Jomeini regresa a Irán desde su exilio en París poco después de que se exiliase el Sha Reza Pahlevi. La vuelta del líder chií hace triunfar en sólo doce días una revolución política y religiosa que conmocionará a Occidente y activará una ola de radical integrismo en todo el islam. Así lo contó ABC El arrollador regreso de Jomeini n viejo proverbio persa resume las bases del milenario entendimiento entre los Emperadores y los dirigentes religiosos. Dice: No pises nunca a un mullah como si fuese una alfombra, porque incrementarás su valor. Las alfombras persas, como se sabe, adquieren tersura una vez pisoteadas antes de ponerlas a la venta. El último Sha del Irán olvidó esa máxima; dirigió una brutal represión del chiísmo que ha creado el martirologio que abona una revolución que puede costarle el Trono. Jefe espiritual de 32.000.000 de creyentes, descendiente del profeta como 600.000 iraníes (Sayyed) Jomeini nació con el siglo en Qom, ciudad santa del Irán, hijo de un religioso chiíta. Allí estudia el Corán y se convierte también en mullah Tenía veintiún años cuando un coronel de cosacos, Reza Khan, derroca al último Sha de la dinastía Kajar. Los mullahs de Qom, los más U influyentes en el país, no sólo apoyan el golpe militar, sino que exigen que Reza Khan se proclame a su vez Emperador, quizá temiendo que el nuevo dictador siga la vía de Kemal Ataturk, quien, en la vecina Turquía, ha proclamado una República que usufructúa el título de Islámica, pero mantiene, de hecho, a los religiosos alejados del Poder. Sólo con el apoyo chiíta pudo fundarse en Irán la dinastía Pahlevi, que, con una oscura legitimidad, dio continuidad a la Monarquía. Este hecho histórico contrasta con las proclamas de los seguidores de Jomeini: Por fin- -gritan en las calles- -hemos derribado un Trono que ha durado dos siglos. Los ayatollahs no protestaron cuando Reza Khan I- -con un régimen mucho más dictatorial que el de su hijo- -alineó al país con el Tercer Reich alemán. El conflicto surgió cuando el Monarca adoptó medidas secularizantes como la de suprimir el velo de las mujeres. Reza Khan fue drástico: baterías de cañones derribaron algunas mezquitas y numero-