Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 2 09 LA IMAGEN Esto no es un oso TEXTO: IRENE LOZANO FOTO: SHAUN CURRY (AFP) e va a costar convencer al lector de que no está viendo un oso, pues la mayoría está persuadida de que una imagen vale más que mil palabras, y en esta columna apenas dispongo de 344. Con tan escasos efectivos, la batalla parece perdida de antemano y, sin embargo, tengo razones para no desistir. Hace treinta años, los que empezaban a alertar del calentamiento del planeta eran cuatro ecologistas pirados, o sea, unos visionarios contrarios al progreso. Las petroleras tenían la imagen y ellos, 344 palabras. Pese a todo, no se rindieron, sino que empezaron a acopiar palabras. Hoy atesoran muchas más de mil: han sumado, entre otras, las de los miembros del panel para el cambio climático de la ONU, compuesto por más de dos mil científicos, y las de gobernantes respetables, como Sarkozy, Obama o Blair en su día. Las palabras han resultado cruciales para conquistar la imaginación del público y convencerlo de la amenaza, pues carecemos de fotos del futuro. Y hete aquí que cuando ellas han allanado el camino, a un canal de televisión inglés se le ha ocurrido servirse de esta imagen para concienciar a la gente: un oso polar sobre un iceberg en el Támesis. Así cualquiera. En verdad impresiona este oso solitario, desconcertado por las campanadas del Big Ben, pues nunca había escuchado los círculos de plomo disolverse en el aire, como escribió Virginia Woolf. Desorientado como la paloma de Alberti, se quedó en el fragmento de hielo equivocado y navegó a la deriva creyendo estar en tierra firme: el instinto animal yerra cuando se le cuartea el suelo bajo las pezuñas. Ahora se encuentra ahí, aturdido por el tumulto de los parlamentarios británicos que decidirán su destino. Pero no es un oso, como les decía, sino una alegoría de las consecuencias del calentamiento global, una fotografía del porvenir. Y el recordatorio de que no tomar medidas rigurosas equivale a dictar a los futuros periodistas el pie de foto que hoy no puedo escribir: esto es un oso. M