Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 2 09 ACTUALIDAD A contracorriente Una ilusión de película POR RAÚL COSÍN FOTO: MIKEL PONCE i el fútbol ni el baloncesto ni el tenis, aunque este último es un deporte que le crea simpatías como guiño a su abuelo. A Juan Pérez, a quien la pasada semana se le bautizó como el Billy Elliot español le apasiona la gimnasia rítmica. Este valenciano de 12 años planifica su vida en torno a una modalidad deportiva basada en la creatividad, la elasticidad y la elegancia en las poses y posturas que puede llegar a dibujar el cuerpo humano. Sin embargo, el nombre de este joven gimnasta saltó a la palestra no por ganar un torneo, algo que ya ha conseguido, sino por abanderar en representación de decenas Juan Pérez, que ha sido bautizado como el Billy Elliot español, espera que la Federación española de gimnasia rítmica le conceda la oportunidad de competir a nivel nacional para poder alcanzar algún día el sueño de participar en unas Olimpiadas. Un vacío legal discrimina a los niños en este deporte N de niños españoles el derecho a competir en el Campeonato de España de la disciplina. Estamos reivindicando la gimnasia rítmica tanto masculina como femenina a nivel nacional, pero nos encontramos con una situación de desigualdad desde la Federación nacional al no permitir que compitan deportistas masculinos explica la presidenta del Club Aceus, María Jesús Navarro, donde entrena y por el que compite a nivel regional y autonómico Juan Pérez. Mi sueño es poder competir en el Campeonato de España y, quizá, el día de mañana poder participar en unas Olimpiadas explica el joven valenciano a ABC mientras mira con ilusión el reloj de la sala don- de atiende a una entrevista antes de poder comenzar su entrenamiento diario. La cuestión es que hay un vacío legal ante la posibilidad de que gimnastas masculinos participen a nivel nacional en la disciplina de rítmica. No obstante, este mismo fin de semana la Federación española se reunió y, sin lugar a dudas, trató un tema que ha llegado al Ministerio de Igualdad de Bibiana Aído, al Consejo Superior de Deportes (CSD) o a la propia Federación, respaldado por el Club por el que compite, el Ayuntamiento de Sueca (Valencia) y el interés masivo de los medios de comunicación. No estamos llevando todo esto sólo por Juan, sino también por muchos niños de todo el país que quieren participar en el campeonato nacional, pero que la Federación no se lo permite. En la Comunidad Valenciana hay al menos 30 niños que compiten y en toda España un centenar sin contar los que están aprendiendo en las escuelas aclara su entrenadora personal, Miriam Filgueras. Juan Pérez organiza cada día alrededor con la mirada puesta en sus entrenamientos, pero no descuida ni por un momento sus estudios. A las ocho de la mañana entra al instituto en Albalat de la Ribera. A las dos llega a su casa en Llaurí a comer y ponerse rápidamente a hacer sus deberes diarios y estudiar clarinete. A partir de ahí llega la hora de su pasión. Entrena todos los días entre dos y cuatro horas. A mí lo que me gustaba de pequeño era bailar. Me apuntaron a aeróbic, pero vi que no me gustaba. Entonces fue cuando me interesé por la gimnasia rítmica- -a los siete años- porque unía el baile y el deporte comenta el Billy Elliot valenciano. Su ilusión, si la Federación se lo permite, es tener la posibilidad de participar en el Campeonato de España. Entretanto se prepara a conciencia entre sus aros, pelotas, mazas, cintas y más de una veintena de maillots de todo tipo. No pierde su sueño. Perfecto estudiante Juan Pérez salta con su cinta ante la cámara de ABC