Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
25 1 09 EL ZOO DE PAPEL RADAR Los cuadros del negro de Bardem El homo hispanicus que retrata Woody Allen es morenazo, ligón, pintor bohemio y piloto de avionetas. Javier Bardem, con esa facha y esa tarjeta de crédito, se lleva de calle a Scarlett Johansson, a Patricia Clarkson y a Penélope Cruz en Vicky Cristina Barcelona Un donjuán latino en su laberinto, el amor, la pasión, las exposiciones, un viajecito a Oviedo para ver a papá... Sólo que el que pinta los cuadros que aparecen en la película no es Bardem, claro, sino Agustí Puig (Sabadell, 1957) que en su página web (www. agustipuig. net) dice de su obra que tiene un trazo enérgico y sinuoso: Pintura que se derrama precisa y anárquica; texturas espesas y minuciosos grabados Agustí Puig enseñó a los protagonistas del filme (Globo de Oro a la mejor comedia del año, entre otros premios, como tres Gaudí, esta misma semana) a moverse entre los pinceles, a parecer pintores, además de proporcionar los lienzos y todos los objetos que vemos en la pantalla. Hasta los botes de pintura. El estudio de Bardem era el de Puig, pieza por pieza. Ahora, con bastante más popularidad, alguna que otra anécdota que contar y el mismo talento, expone su obra nueva hasta el 31 de enero en el Espai Volart 2 de Barcelona (Ausiàs Marc, 22) Son una quincena de pinturas de gran formato, con el blanco y el negro como colores dominantes. De hecho ha bautizado la muestra con un título ad hoc: Dues de blanc i una de negra J. F. ALONSO La malévola bruja de la Bella Durmiente también cumple cincuenta años. El tiempo no pasa por ella Bella con 50 El último cuento de hadas de Walt Disney La bella durmiente estrenada el 29 de enero de 1959, cumple medio siglo pero en España es mucho más joven (no llegó hasta el 3 de octubre de 1960) POR ROSA BELMONTE ué carácter. A Maléfica no la invitaron al bautizo de la princesa Aurora y hay que ver cómo se puso. Por lo pronto, hizo la mejor aparición de estrella (no invitada) que se ha hecho jamás en una fiesta y luego maldijo a la niña, que moriría a los 16 años al pincharse un dedo con el huso de una rueca (huso y rueca fueron probablemente las palabras más raras que aprendimos de pequeños, además de supercalifragilístico y pastel de ruibarbo) Flora, Fauna y Primavera, que son como Las Supremas de Móstoles de las hadas buenas, habían dotado a la recién nacida de belleza y voz (para cantar Eres tú antes de Mocedades) Como Maléfica se adelantó a Primavera, ésta pudo contrarrestar el hechizo de la bruja cambiando muerte por sueño, del que despertaría con un beso de su chico. Y para protegerla de las garras y predicciones de la mala se la llevaron a vivir al bosque y le cambiaron el nombre como si fuera un testigo protegido. Y ya se sabe como acaba la historia. La bella durmiente es un peliculón cuya elaboración ocupó a la factoría Disney la década de los 50. Puede que la cinta francesa La clase mitad ficción mitad documental, sea lo último, pero, no sé, si eso es cine, La bella durmiente o Vértigo tienen que ser otra cosa. Al negro de Bardem, un artista influido por la figuración abstracta, le interesa la silueta humana. Dibuja cuerpos simplificados, apenas la cabeza y las piernas, mientras los La obra nueva del pintor de actores que le han hecho famoso siguen Vicky Cristina Barcelona su vida, cada vez más cerca de los Oscar, que se entregarán el próximo 22 de febrero. Penélope Cruz, en estado de gracia, competirá en la categoría de mejor actriz secundaria por su papel racial y sufriente, typical spanish Puig probablemente vea la ceremonia desde su casa, como un regreso a los días de vino y rosas que le regaló Woody Allen. Q