Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28- 29 D 7 LOS DOMINGOS DE AFP EFE EFE Beckham, sensible. Ha vuelto unos meses a Europa (Milán) quizá harto de la ¿Liga? estadounidense. En esta foto con el ex jugador Stefano Borgonovo, que padece una esclerosis lateral amiotrófica, muestra su lado sensible Por (no) o sí... Erika Lust, sueca, es productora y directora de cine porno. Ahora publica un libro en el que dice que otro porno es posible. Otra ética y otra estética De aplauso fue la convocatoria de los Premios de la Asociación contra el cáncer de cuello de útero de España, Accudes, que preside Clara Villanueva. Se trataba de homenajear a todos aquellos que hayan destacado por impulsar la prevención del cáncer de cérvix y entre los galardonados se encontraban desde la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de Vega, a Anne Igartiburu o Santiago Dexeus, entre otros. La ceremonia reunió también a muchos rostros conocidos y comprometidos con esta asociación que, de la mano de la organizadora, Marilé Zaera, quisieron sumarse a esta iniciativa. Así vi a Encarna Salazar, de Azúcar Moreno, quien comentó que las diferencias con su hermana Toñi están más limadas, mientras anunciaba la salida al mercado de su primer disco en solitario. Solidarias y siempre dispuestas a colaborar en campañas como ésta descubrí a Beatriz de Orleáns y la encantadora Carmen Lomana. Muy cerca la divertidas Tiziana Ciarrapico juntó a sus amigas en una mesa mientras las más curiosas analizaban con lupa al ex marido de Estefanía de Mónaco, Adams Perez, que acudió con Isabel Pisano. No me extraña, el chico es para mirar y hasta admirar. Otra fiesta de las que da que hablar fue la que se celebró en la discoteca Pachá para inaugurar su nueva zona vip y el cambio de imagen. Pedro y Begoña Trapote reunieron a sus amigos y eso que la semana era como para quedarse en casa tras la dimisión de Ramón Calderón como presidente del Real Madrid y todo el lío que se montó. Pues no. Abrieron las puertas de Pachá y hasta allí se fue el propio Calderón acompañado por su mujer Teresa en su primera aparición tras pasar unos días en Navarra. En la zona vip me encontré con la modelo Laura Ponte y su marido Beltrán Gómez Acebo, felices como siempre y alucinados con los rumores sobre su divorcio que no entienden de dónde han podido surgir. Por supuesto son falsos, pero siempre hacen daño. AL HABLA CON EL SOMBRERO DE ARETHA Sólo pido un poco de Respect Aretha Franklin es tan grande que un sombrero más pequeño habría resultado inapropiado, digan lo que digan POR ROSA BELMONTE Si Mahalia Jackson cantó en la investidura de John. F. Kennedy, Aretha Franklin lo ha hecho en la de Barack Obama. Qué menos, quién menos. Nacida en Memphis hace 69 años pero criada en Detroit, Aretha es la mejor cantante de la historia (según una de esas listas mainstream de la revista Rolling Stone hace unos años recibió la Medalla de la Libertad y fue la primera mujer negra en aparecer en la portada de Time Por no hablar de sobredosis de Grammys o de la adoración que Murphy Brown tenía, con razón, por ella. Pero no es de su interpretación de My Country This of Thee de lo que más se habla sino de su imponente sombrero de lana gris en el que sobresalía un enorme lazo en el frente adornado con cristales de Swarovski. Una celebridad. -La semana pasada la cantante fue a Detroit, a la tienda de Luke Song, su sombrerero de toda la vida, y me eligió. -Es verdad que no hay respeto. Y tampoco lo hay cuando enseña los brazos y el escote, que es más inabarcable que el de la estanquera de Amarcord Esta vez por lo menos iba tapada. Y, vaya, nadie ha dicho nada del impresionante gorro de piel de George W. H. Bush. -Ja, ja, menuda pieza. Y cuando llegó y lo llevaba en el bolsillo del abrigo parecía que le asomaba un conejo. eso, Respect. Y si quiere le pido a Aretha que se lo cante. O también le puede cantar las cuarenta, que no los 40. ¿Cómo acabó en la cabeza de Aretha Franklin? -Y tampoco se ha dicho nada de los modelazos que muchos se han puesto en el Festival de Sundance, especialmente, Spike Lee o Paris Hilton. -Usted no tiene ni idea de sombreros si se sorprende de eso. Sundance es una de las mecas del tocado. Sundance es como Ascot pero con nieve y sin caballos. ¿Estaba usted allí como los niños de un orfanato listos para ser adoptados? -No exactamente. En realidad se paseó por el showroom buscando un sombrero especial para un día especial, como tantas otras veces. Había tres entre los que elegir y se quedó con el segundo. Bueno, más o menos. ¿Más o menos? -Tengo que reconocer que soy un objeto tuneado. Caminó por la tienda y dijo: Quiero ese lazo de ahí en ese sombrero ¿Lo duda? Cualquier otra opción habría sido invisible. Es Aretha, por Dios, no puede ir con cualquier cosa insignificante en la cabeza. -El pobre Luke Song se vio sorprendido el primer día por cientos de llamadas a Detroit pidiendo el sombrero de Aretha. Un montón de hombres los querían para sus mujeres, para sus madres, para sus abuelas... -De todas maneras, por mucho que le hayan criticado, ha sido un éxito, ¿no? -Pues ya podían comprarles rosas. Perdone, continúe. ¿Y cuál es su precio? ¿Luke Song, el artista, ha dicho que eligió el que mejor daba en cámara? Aretha Franklin, ensombrerada REUTERS ¿Y por qué cree que ha sido objeto de chufla? Hasta Ellen DeGeneres se plantó uno parecido en su programa. -Mi precio es de un modelo único. Aproximadamente 500 dólares. Evidentemente a todos esos clientes se les ha dicho que no podían tener el sombrero de Aretha, que estaba hecho especialmente para ella. Y lo han comprendido. -Porque no hay respeto. Sólo pido -Se les ofrece uno con un lazo de satén por 179 dólares. Bastante tienen. ¿Y se han quedado sin sombrero?