Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
25 1 09 ACTUALIDAD Plan Obama Separados por raza y sexo Debido a la grave crisis de la educación en EE. UU. la segregación sexual se implantó en colegios públicos (ante el éxito, ya son 500 centros) y ahora el nuevo secretario de Educación, Arne Duncan, da un paso más: apoyar escuelas sólo para negros. Se hacen llamar los little obamas POR VIRGINIA RÓDENAS ólo uno de cuarenta chicos afroamericanos acababa con éxito el colegio y podía ingresar en la Universidad, pero hoy en el Urban Prep Charter Academy for Young Men (www. urbanprep. org) instituto público para muchachos negros sin medios económicos situado al sur de Chicago y en el que se ingresa por sorteo, la cuota de éxito escolar hace que lo consiga prácticamente el 100 del alumnado. Un modelo que para Arne Duncan, responsable de la Educación norteamericana de esta era Obama que acaba de despegar, refuerza sus convicciones sobre las posibilidades muníficas de la educación diferenciada en la escuela pública, por la que tantos años lleva luchando. Pero el apoyo explícito de Duncan en 2001 al proyecto del Urban Prep cuando era superintendente de los colegios públicos de Chicago, no habría servido de gran cosa si no hubiera contado con la voluntad decidida de unos padres, todos afroamericanos, que respaldaran sin reservas esta iniciativa para que el fracaso no arruinase la vida de sus S hijos. El pasado lunes, veinticinco de estos chicos, y gracias a las donaciones privadas de las que se beneficia el centro escolar, iniciaban un largo viaje en autocar hasta Washington para asistir al hecho histórico -eso les hemos oído repetir en el vídeo de la web del instituto, en la que nos han ido dando cuenta de sus peripecias- -de la ceremonia de inauguración presidencial del 44 mandatario de EE. UU. Desde esa página oficial se han hecho llamar los little obamas y nadie se ha atrevido a ponerlo en duda: su lema creemos no es sino el prefacio al podemos yes we can del primer presidente negro de la historia norteamericana. Y cada mañana, cuando entran uniformados al centro, repiten en voz alta no vacilaremos ante ningún obstáculo que se interponga en nuestro camino; nunca sucumbiremos a la mediocridad, incertidumbre o miedo; nunca fracasaremos porque nunca nos rendiremos Pero el caso del Urban Prep de Chicago no es una excepción. Otros centros que han llevado a sus aulas la educación diferenciada recogen réditos que jamás imaginaron. Así el Septima Clark Public Charter School de Washington DC, se ha convertido en la opción estratégica de aquellos padres que desean para sus hijos afroamericanos una educación capaz de garantizarles un futuro en igualdad de oportunidades con muchachos de raza blanca o nivel económico más elevado, y, en Baltimore, el colegio público masculino Bluford Drew Jemison Science Technology Engineering Math Academy cuyo alumnado pertenece en su totalidad a algún tipo de minoría, es actualmente uno de los tres únicos colegios de la ciudad que cumple los estándares académicos que marca la ley. Cumplir las exigencias de la ley Discriminar para igualar A pesar de sus éxitos, la educación diferenciada también tienen férreos detractores, como la American Civil Liberties Union (ACLU) con fuerza en gran parte de la sociedad americana, y que considera este modelo contrario al Título IX de la ley federal que prohíbe la discriminación por razón de sexo en las escuelas con financiación pública. También la National Organization for Women (NOW) alega la violación de la cláusula de protección de la igualdad reconocida en Enmienda 14 a la Constitución de los EE. UU. (que prohibe toda discriminación por sexo por parte de un agente público) y de la doctrina precedente del Tribunal Supremo en la materia y que se refería a la discriminación de raza en las escuelas. Sin embargo, la postura del TS sobre el Título IX se ha flexibilizado y magistrados tan liberales como Ruth Bader Ginsburg- -primera mujer en acceder al Alto Tribunal- -apoyan la diferenciación por sexos en los colegios siempre que sirvan- -ha declarado- -para disipar los tradicionales estereotipos de sexo... Las diferencias existen, pero no pueden nunca ser utilizadas para crear obstáculos artificiales que dificulten la igualdad de oportunidades Y no sólo para los varones. También para las niñas de minorías socialmente desfavorecidas la formación en colegios diferenciados es determinante. El paradigma está en East Harlem, en la 106 th Street de Nueva York, que desde que lo implantó en 1996, es un colegio que consigue tasas de éxito del 100 frente a la media del 42 de la ciudad de los rascacielos. Es más, a pesar de que el 90 de las alumnas proceden de familias sin estudios y que el 70 vive bajo el umbral de la pobreza, el acceso a la universidad es una realidad habitual entre las colegialas. Incluso el centro fomenta con todo tipo de ayudas (económicas, psicológicas, de guardería... la escolarización de las madres solteras adolescentes. La Fundación Bill Gates y la periodista Oprah Winfrey, entre otros benefactores, colaboran en el sostenimiento de la Young Women s Lidership Academy (www. ywlfoundation. org) gracias a lo que han podido abrir otros centros femeninos públicos en Bronx, Queens, Chicago, Philadelphia, Dallas y Austin. La propia Winfrey, en la ceremonia de graduación de 2001, dijo a las alumnas que iban a abandonar esta casa camino de la universidad: Cuando oigo vuestras historias yo veo mi vida. Chicas, vosotras habéis demostrado que este otro tipo de educación puede ser Un año después sería la entonces senadora Hillary Clinton quien aseveró ante un auditorio similar: Esto demuestra que no debe haber ningún