Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 18 1 09 LA CARTA DEL CORRESPONSAL 32 D 7 LOS DOMINGOS DE Palacio Palhava POR BELÉN RODRIGO dimensiones. Una sorpresa que aumenta al ir conociendo las muchas historias que esconden sus paredes. Este palacio es propiedad de España desde 1918 y residencia del embajador desde 1939. En 1916 las Cortes aprobaron una partida extraordinaria para adquirir un edificio noble- -a la altura de las relaciones entre ambos países- -en el que instalar la Legación en Lisboa. Entonces era primer ministro el Conde de Romanones. Tras casi dos años de negociaciones sería el representante de España en Lisboa, Alejandro Padilla, quien realizase la compra del palacio. Dos meses después de la adquisición se celebró en él una recepción conme- La embajada más codiciada La residencia del embajador en Lisboa, un palacio señorial, cargado de arte e historia, es la envidia del cuerpo diplomático i por algo es codiciado entre los embajadores españoles el destino de Lisboa es- -consideraciones políticas aparte- -por la residencia en la que viven durante su misión diplomática. El Palacio de Palhavã es una joya arquitectónica del siglo XVII, un palacio cargado de historia que hace infinitamente más agradable la estancia en la capital portuguesa. A menudo este gran edificio de color rosa es confundido con la Embajada de nuestro país por su tamaño y por estar ubicado en la Plaza de España. Posiblemente incluso a los propios embajadores que en este palacio han vivido les haya sorprendido su grandeza y tremendas S Aspecto de uno de los salones del magno palacio de Palhava, residencia del embajador español en Lisboa Paulo Cintra Laura Castro Caldas morativa del treinta y dos cumpleaños del Rey Alfonso XIII. Entre los episodios más trágicos de este edificio cabe recordar el asalto e incendio sufrido en 1975 en el que se perdieron numerosas tapicerías y pinturas provenientes del Museo del Prado. Tras el fusilamiento de José Humberto Baena en Hoyo de Manzanares (Madrid) el 27 de septiembre de 1975, acusado de ser miembro del Frente Revolucionario Antifascista y Patriótico (FRAP) se produjo una fuerte protesta mundial que incluyó el asalto e incendio de la Embajada española en Lisboa. Tres años después Don Juan Carlos y Doña Sofía realizaron su primera visita de Estado a Portugal y se instalaron en el Palacio Palhavã donde se celebró una cena de gala ofrecida por los Reyes. Un acto con el que se dejó constancia de que la residencia del embajador había recuperado su antiguo esplendor gracias a las restauraciones realizadas. Los corresponsales españoles en Lisboa, al igual que muchos otros españoles que trabajan en Portugal, tenemos la suerte de acudir con frecuencia a la residencia del embajador, a sus recepciones, reuniones, seminarios y otros actos. Se ha convertido en un punto de encuentro de la comunidad española en Portugal. Su espectacular jardín, en pleno centro urbano, sin duda ayuda a que las recepciones sean siempre un éxito. La capilla, el salón rojo, el salón verde, el amarillo y el comedor de gala son dependencias que dejan al visitante boquiabierto. Una palacio que transmite grandeza y en el que se respira paz y armonía. El actual embajador, Alberto Navarro, es quien disfruta ahora de las dependencias de este palacio acompañado por su mujer Kira y sus tres pequeñas hijas. Con él precisamente se ha presentado el libro Palacio de Palhavã. Arquitectura y representación del historiador luso José de Monterroso Teixeira. Una iniciativa que fue impulsada por su antecesor, Enrique Panés, y que ha contado con Maria José García como alma mater del libro. PRESIDENTE DE HONOR Guillermo Luca de Tena PRESIDENTA- EDITORA Catalina Luca de Tena CONSEJERO DELEGADO José Manuel Vargas DIRECTOR GENERAL José Luis Romero DIRECTOR Ángel Expósito Mora DIRECTOR ADJUNTO José Antonio Navas SUBDIRECTOR Alberto Aguirre de Cárcer REDACTOR JEFE Alberto Sotillo D 7