Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26- 27 D 7 LOS DOMINGOS DE En las calles de Lausana todo son subidas y bajadas. Una orografía en pendiente para una ciudad insólita dominada por su catedral y los perfiles góticos de sus iglesias nidad. Es tal la elegancia de sus edificios, la suntuosidad de sus hoteles, la belleza de sus jardines sobre el lago que, por un extraño mimetismo, la mente del visitante entra en un estado de armonía interior, de quietud. Aunque su capacidad de asombro puede verse desbordada al descubrir que los parterres del mítico hotel Beau Rivage acogen un impensable cementerio de perros. El hotel lo hizo construir para que sus clientes más fieles pudieran tener cerca a sus canes, aún después de muertos. Ya es sabido que Lausana es, desde 1915, sede del Comité Olímpico Internacional y de decenas de Federaciones deportivas. Muy cerca del Hotel Beau Rivage, los Reyes de España inauguraron en 1994 el Museo Olímpico. La visita es inexcusable. Desde sus orígenes en Olimpia hasta nuestros días, toda la historia del olimpismo puede contemplarse en magníficas instalaciones interactivas. Las esbeltas ánforas griegas con que se premiaba a los vencedores en Atenas, la bicicleta de Indurain o las zapatillas de Carl Lewis, todo queda al alcance de la mano. Además, no sa- bría explicarlo muy bien, pero en ese museo se respira un cierto aroma español. ¿Será el aura de Samaranch que flota sobre sus salas? Quien fuera durante muchos años presidente del Comité Olímpico Internacional dejó en la ciudad un gran recuerdo y una magnífica fuente con una figura de bronce que representa a una bañista en el aire, a punto de entrar en el agua. Todo el mundo la conoce como La plongée (la zambullida) Pero no es el Museo Olímpico el único que vale la pena visitar en Lausana. Entre las numerosas opciones que se ofrecen destaca por su originalidad el Museo de Arte Bruto, un lugar único en el mundo donde se exponen las obras de artistas marginales, hijas muchas veces de tristes biografías y mentes desestructuradas. Pararse frente a esas desconcertantes expresiones artísticas equivale a un tratado de psicología con resultados sorprendentes: la cordura sólo es sinónimo de normalidad, no de lucidez. Por otra parte- -ya se sospechaba- el genio está más vinculado de lo que podría creerse a estados alterados de conciencia, de tal manera que el arte se encuentra muchas veces a mitad de camino entre la locura y la cordura. El museo reúne, en su conjunto, una serie de obras singulares, realizadas por artistas autodidactas y, a menudo, con una difícil trayectoria vital. Con un pasado de orfanatos o instituciones psiquiátricas, la mayoría vive en soledad y aislamiento y sólo se comunican con el mundo a través de su arte. Hay cerámicas increíblemente be- N FRANCIA ALEMANIA Kreuzungen Basilea Zúrich St. Gallen Solothurn Lago Leman La ChauxDe- Fonds Berna Glarus Buchs AUSTRIA Nyon Ginebra 0 Km 50 Lausana Sion ITALIA Locarno Lugano EUROPA Pistas Cómo llegar. Easyjet (www. easyjet. com) vuela desde Madrid y Barcelona a precios muy asequibles. El tren se toma en el mismo aeropuerto y constituye un paseo delicioso a lo largo del lago Leman. Dónde alojarse. La oferta hotelera es variadísima y para todos los bolsillos. Conviene reservar con antelación cuando se viaje en verano. En Ginebra, el céntrico Hotel Auteuil (www. manotel. com) procura un estilo feng sui, pero la habitación doble cuesta un mínimo de 280 en fin de semana. En Lausana, la mejor opción es el Hotel Beau- Rivage Palace (www. brp. ch) establecimiento legendario a la orilla del lago. Dónde comer. La planta baja del Hotel Angleterre Residence la ocupa un fantástico restaurante italiano, La Academia, con una agradable terraza sobre el paseo que bordea el lago. En verano es una delicia cenar fuera, frente a los Alpes, aunque hay que reservar con antelación porque suele estar siempre lleno. Cuesta por encima de 50 francos suizos. ABC SUIZA Chur llas y creativas, trabajos en madera, reproducciones de barcos u objetos con materiales de desecho, obras todas que requieren una gran paciencia y dedicación. Aunque muchos son objetos absurdos (o arte sin objeto) también hay figuras horribles, máscaras abominables y atormentadas, como las que se encuentran en una sala especial de la última planta, junto a la curiosa colección de armas e ingenios bélicos de André Robillard, un francés que fue internado a los 19 años en una institución psiquiátrica y construye principalmente fusiles y sputniks utilizando madera y materiales de desecho. Estamos en el corazón de la Europa calvinista y aún asombra contemplar la gran catedral gótica, en la parte alta de la ciudad, completamente vacía de altares e imágenes y repleta de valiosas vidrieras, entre las que destaca un gran rosetón del siglo XIII. En el pórtico, adornado de estatuas, puede contemplarse una escultura de la Virgen decapitada por el furor iconoclasta de la Reforma. La geografía de esta ciudad es complicadísima y tiene de todo, excepto partes llanas. Sólo se puede ir hacia arriba o hacia abajo. Todo son subidas y bajadas, pendientes, escaleras y puentes que unen unas colinas con otras. ¿A quién le puede extrañar que todos los veranos se celebre aquí la Bluewin Urban Contest, la famosa carrera de rollers que atrae a decenas de miles de personas para presenciar el descenso suicida en monopatín desde la parte alta de la ciudad hasta la orilla del lago? Hay que señalar que la zona de Ouchy, a ras del agua (372 m. de altitud) es considerada la playa de la ciudad, mientras Le Chalet- àGobet, en la parte alta (876 m. es una auténtica estación de esquí, cubierta de nieve buena parte del año. Y todo dentro de los límites de una ciudad de sólo 125.000 habitantes, cada uno de los cuales goza de 25 metros cuadrados de zona verde para él solo. Furor iconoclasta En el Museo de Arte Bruto, un lugar único en el mundo, se exponen las obras de artistas marginales, hijas muchas veces de tristes biografías y mentes desestructuradas Nuestra capacidad de asombro se ve desbordada al descubrir que los parterres del mítico hotel Beau Rivage acogen un impensable cementerio de perros