Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 1 09 ACTUALIDAD El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, contempla unos ejercicios militares en el campo de entrenamiento de Tzeelim Barak en guerra Renacido para la fama POR LAURA LÓPEZ CARO JERUSALÉN Amortizado como político y militar tras su fracasado empeño de llegar a un acuerdo con Arafat, Ehud Barak ha recuperado como ministro de Defensa la popularidad y el primer plano de la política israelí gracias a la brutal ofensiva de sus tropas contra la Franja de Gaza y el desafío de Hamás a noche del viernes 26 de diciembre, Ehud Barak se dejó tomar el pelo a gusto en el más descacharrante y grosero programa televisivo que ameniza en Israel las familiares horas del sabat, Un país maravilloso Derroche cómico del peor gusto, número uno en audiencia. Muy pocos elegidos, aparte de él, sabían en esos momentos que, en apenas doce horas, el L Ejército judío iba a lanzar sobre Gaza la mayor ofensiva de fuego desde la guerra de los Seis Días. Con su astuta y engañosa aparición pública en los platós de la telebasura, el ministro de Defensa remataba una inteligente campaña personal de despiste, con la que consiguió pillar a Hamás por sorpresa. Los islamistas debieron de pensar que, si el cerebro de la guerra estaba de parranda, ningún ataque podía estar cerca. Pero no contaron con que Barak se las sabe todas. Asesino de terroristas, ex general más laureado de Israel, con cinco condecoraciones por su valentía, pacificador fracasado, la biografía de este guerrero venido a más ha experimentado tantos giros, empujones y frenazos como la historia del Estado judío al que sirve. En los últimos tiempos, la suya no era la mejor posición dentro del endiablado