Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 1 09 ACTUALIDAD José María Vázquez, el rostro de esa bestia negra llamada SEPLA, del que es presidente desde hace poco más de un año. Manifiesta que el diálogo es su bandera PiIotos Verdugos y víctimas Golfos y chantajistas. Son improperios de los viajeros maltratados contra esos chulos que ganan una pasta y que les persiguen hasta la picota en que compañía y administración ponen a los pilotos, cuyo estereotipo se deshace. Nóminas de 1.000 euros, jornadas de 60 horas semanales, horarios infernales, inestabilidad y paro es la cruz de su feliz cara de antaño POR VIRGINIA RÓDENAS FOTOS JULIÁN DE DOMINGO EFE rimera hora de la mañana en un hotel de Palma de Mallorca. El comandante del avión de Iberia con destino a Madrid que va a despegar en unos minutos apura su café. Un hombre entra en las dependencias del hotel y se dirige a su mesa. Se identifica como uno de los técnicos que ha hecho la inspección diaria de la aeronave P que ha de partir y le avisa de que dentro de una rueda hay piezas rotas y cables pelados pero que le han ordenado que lo cierre y que el avión siga volando. He venido para que usted lo sepa, por si quiere pedir otra revisión. Iba camino de casa y no quería irme con eso. Ya me voy tranquilo Entonces, el piloto pidió una nueva inspección y el avión estuvo retenido por ese moti- vo cuatro horas. ¿Huelga de celo, trabajo a reglamento? ¡No, no! Se cumplió la normativa, porque la seguridad está por encima de todo eso, y se pudo hacer porque era Iberia; que en una compañía pequeña- -no en todas, ya que EasyJet funciona muy bien y no hace piratería, puntualiza- la reacción hubiera sido: o vuelas o a la calle Lo cuenta a D 7, una semana después de que sucediera el incidente al término de las vacaciones de Navidad, un comandante de la misma compañía con más de veinte años de servicio, y cuyo nombre prefiere que deje en el anonimato, aunque acepta la grabación de sus palabras y ofrece pruebas del testimonio. ¿Están ustedes en huelga? Es evidente insisto; pero mi interlocutor, lo niega. No encontrará a nadie que reconozca tal cosa. Lo que sucede es que ya no hacemos favores. Somos unos asalariados- -su sueldo es de 6.000 euros netos al mes por una media de 160 horas de trabajo- -y nos dedicamos a cumplir con nuestro trabajo, pero nada más Este hombre de 46 años, que lleva en el mundo de la aviación desde los 17, tardó en llegar a Iberia una década en que tuvo que lidiar con todo tipo de trabajos y empresas. La edad dorada de la aviación ha muerto sentencia. Las compañías están sometidas a la presión de la cuenta de resultados. Se pretende que to-