Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 11 1 09 LA CARTA DEL CORRESPONSAL 32 D 7 LOS DOMINGOS DE Chinatown París La ciudad secreta TEXTO Y FOTO: JUAN PEDRO QUIÑONERO futuros dirigentes del futuro PC chino, ya vivieron en esas estribaciones del distrito XIII. Sin embargo, el origen reciente de Chinatown- sur- Seine data de mediados de los años 70 del siglo XX, cuando los promotores inmobiliarios de la gigantesca y fallida operación Italie XIII decidieron hacer publicidad en Hong- Kong. Italie XIII fue un proyecto manhattaniano de ampliar París con torres de una veintena y treintena de pisos, entre la ciudad histórica y la periferia obrera. El proyecto comenzó por ser un fracaso económico. El archipiélago de torres se vendía mal. Y los publicitarios responsables de la venta tuvieron la peregrina idea de poner anuncios en la prensa de Hong- Kong. Con un éxito fulgurante. Los primeros chinos de esa nueva ola compraron a bajo precio... y a aquella primera inmigración relativamente acomodada siguió una inmigración política, pobre de misericordia: los vietnamitas que huían del infierno comunista, los boat people de finales de los 70, desembarcaron en ese barrio, con su pobreza, su angustia, sus ganas de vivir. Treinta o cuarenta años más tarde, desterrados, apátridas, inmigrantes, prófugos de China, Vietnam, Tailandia, Camboya, Laos... han creado una ciudad asiática de nuevo cuño, con una personalidad única. En Chinatown- sur- Seine se come, se viste, se toman copas, se escucha música, se vagabundea, a la china, a la vietnamita o a la asiática de la más diversa condición. Minúsculos y aparatosos restaurantes ofrecen las delicias de las muy distintas gastronomías asiáticas. Chinos y vietnamitas de todo París y media Francia peregrinan en busca de productos de la tierra, importados por empresas chinas de la diáspora, distribuyendo cerveza, sopas de sobre, legumbres, ropa, estatuaria decorativa de lejanas patrias recordadas con fervor. Chinatown- sur- Seine celebra su propio Año nuevo chino (hacia febrero) con una participación masiva de una juventud integrada en la cultura francesa y fiel a la civilización de sus ancestros, cultivada con piedad filial. El agnosticismo cosmopolita no ha enterrado las creencias culturales y religiosas de las familias. Cultos próximos y lejanos cohabitan con respeto. Héroes y heroínas ancestrales dialogan con la literatura de los cómics del destierro. Los europeos que nos dejamos caer por el barrio, fascinados, hemos contribuido a construir su leyenda. Una docena de películas, varias novelas, algunas series de TV cuentan historias fal, sas y reales de un barrio cuya novela mítica sigue siendo Niebla sobre el puente de Tolbiac, un libro canónico de un maestro sin par de la novela negra parisina, Léo Malet. Chinatown- sur- Seine, el barrio chino de París, es una ciudad paralela, misteriosa y ya legendaria a través de la ficción y la historia por escribir ntre las avenidas de Choisy e Ivry, el bulevar Masséna y la rue Tolbiac, prófugos del sur de la China, vietnamitas, camboyanos, tailandeses, laosianos, entre otras minorías asiáticas, hablando una docena de lenguas y creyentes en varias religiones y cultos, han construido una pacífica ciudad paralela que tiene el monopolio práctico del pequeño comercio, la restauración y la distribución de comida, y sirve de referencia para otras comunidades asiáticas, de París, de Francia y de parte de Europa. Originalmente, durante los años veinte del siglo pasado, Zhou Enlai y Deng Xiaoping, entre otros E Delicias asiáticas Unas jovencitas celebran el Año Nuevo chino en el Chinatown parisino PRESIDENTE DE HONOR Guillermo Luca de Tena PRESIDENTA- EDITORA Catalina Luca de Tena CONSEJERO DELEGADO José Manuel Vargas DIRECTOR GENERAL José Luis Romero DIRECTOR Ángel Expósito Mora DIRECTOR ADJUNTO José Antonio Navas SUBDIRECTOR Alberto Aguirre de Cárcer REDACTOR JEFE Alberto Sotillo D 7