Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30- 31 D 7 LOS DOMINGOS DE PIXI Y DIXIT No quiero pasarme la vida en Estados Unidos Paz Vega. Actriz SUPERCOSAS Torear me hace vivir José Tomás. Torero. Si pudiera hablar francés, español e italiano, estaría trabajando en películas que me interesan más Dustin Hoffman. Actor ABC can para adorarla y decirle lo importante que es para ellos la educación moral recibida por la novela. Para admirar a la que ven como Scout de mayor (ahora va vestida de viejecita, pero cuando tenía 30 o 40 años llevaba, con tobillos gordos, la misma pinta que la Scout de la ficción) Aunque yo de ella me asustaría si se me acercara uno de esos chicos y me recitara una página entera (cosa de la que ella a lo mejor no sería capaz) Vale que no llevan pijama de Star Trek ni orejas vulcanianas pero algunos son igual de talifanes. Otra cosa es que se sepan por qué es pecado matar a un ruiseñor, que eso es corto y cualquier fan de la novela se lo sabe: Sólo se dedican a cantar para alegrarnos. No estropean los frutos de los huertos, no anidan en los arcones de maíz, no hacen más que cantar con su corazón para todos nosotros. Por eso es pecado matar a un ruiseñor La única novela de Harper Lee (también Ralph Ellison escribió sólo El hombre invisible y Margaret Mitchell, Lo que el viento se llevó publicada en 1960, ganadora del Pulitzer en 1961 y llevada al cine por Robert Mulligan en 1962, tiene eso que Charles Kiselyak, al hacer un documental sobre el filme, llamó Una simetría turbadora Es decir, que el núcleo de la novela es tanto un estilo de vida como el paso de la inocencia a la experiencia y después la vuelta a la inocencia lo que evoca a William Blake y su poema El tigre Harper Lee nos regaló esa fábula sobre el bien y el mal, que existen en el mismo pueblo y en la misma persona. Pero sobre todo nos regaló, inspirado en su propio padre, a uno de los mayores héroes cinematográficos de la historia: Atticus Finch. Y eso que Hollywood, al principio, no hizo caso de la novela. No había ni historia de amor ni acción ni misterio. La Universal aceptó de mala gana que Gregory Peck interpretara a un viudo maduro sin chica. Pero Peck se había entusiasmado (llegó a decir que el día que aceptó interpretar el papel fue el más afortuando de su vida) cuando leyó la obra que Robert Mulligan y Alan J. Pakula le mandaron. Matar a un ruiseñor como recordaba Terenci Moix en Mis inmortales del cine restauró su prestigio y lo hizo rico. Le proporcionó el Oscar y un millón de dólares porque iba a participación (aunque me parece que no se refería a eso cuando hablaba del día más afortunado de su vida) Se dice que Atticus Finch, un abogado con convicciones que defiende a un negro acusado falsamente de violación, despertó la vocación legal de muchos. Attticus es mucho más que un abogado. Atticus despierta vocaciones no sólo para ser abogado, sino para ser persona. La canción de los Bee Gees Stayin Alive es ideal para resucitar en caso de colapso cardiopulmonar o cosa parecida ABC Música y corazón H ace unos meses se habló de un estudio del University of Illinois College of Medicine según el cual la canción de los Bee Gees Stayin Alive era la ideal para mantener el ritmo en la resucitación cardiopulmonar, cosa que parecía escapada de un capítulo de Scrubs Ahora la Universidad de Maryland sale con que escuchar música al menos media hora al día (música que le guste a cada uno, eso sí) tiene efectos positivos en la circulación sanguínea. Si la música no te gusta (ya se trate de Camela o de Brahms) lo mismo se te espesa la sangre y acabas teniendo un ataque al corazón, en cuyo caso te pueden dar un masaje a los acordes de Stayin Alive que da igual si te gusta o no. Te aguantas. cantidad de tiempo que según Malcolm Gladwell necesita una persona con talento para perfeccionar sus habilidades. El número mágico que separa lo bueno de lo grande. El libro donde lo cuenta se llama Outliers: The Story of Success es el último grito en autoayuda y anda en boca de las estrellas. En la de Will Smith, en la del director Sam Mendes (no se sabe si en la de su mujer, Kate Winslet) y en la de de Dustin Hoffman, que lo ha comprado durante la promoción de Last Chance Harvey porque lo estaba leyendo su mujer. Aunque con 71 años y la carrera ya más que hecha poco tendrá que aprender. Las joyas de Condi finales de año llega el Departamento de Estado y hace inventario de los regalos recibidos por la Administración. Condoleezza Rice ha recibido más de 300.000 dólares en pedruscos de los reyes de Arabia Saudí y Jordania. Lástima que no se los pueda quedar. En el otro extremo, está (o estaba) un surtido de frutos secos de 6 dólares del Dalai Lama a Bush. Pobre. A Las 10.000 horas o último en Hollywood son las 10.000 horas. Y son de trabajo, aunque no consten en ningún convenio colectivo. Un artículo de Rachel Abramowitz en Los Angeles Times lo señalaba. Se trata de la L NI SE TE OCURRA Mejor pulgosa que corriente Lo peor de las imágenes de Amy Winehouse en la isla caribeña de Santa Lucía no es que la hayan pillado haciendo top less en la playa (que no va a ser Obama el único que marque pecho) Lo peor es que parece una chica corriente. Con su peso corriente (de eso nos alegramos) su pelo corriente (media melena rizada) su barriguita corriente. Una chica del montón. Salvo por los tatuajes, claro. Menos mal que en el paquete que han distribuido los medios británicos también había una actuación en lo que se supone la terraza de la habitación del hotel. Igualmente en top less, con su pañuelo de algodonera en la cabeza y bailando no se sabe qué loca danza ritual. Esa es nuestra Amy. Amy Winehouse: su música no es corriente; su top less sí DE SAN BERNARDO