Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 12 08 50 AÑOS DE CASTRISMO Así lo contó ABC 1 DE ENERO DE 1959. Esta fecha marca el triunfo de las fuerzas del Movimiento 26 de Julio liderado por Fidel Castro sobre las del antiguo dictador Fulgencio Batista. Antes de conocerse la deriva que acabaría tomando aquella revolución, incluso en la España de Franco se permitió celebrar esos días la victoria de Castro Año nuevo, dictadura nueva l general Batista llegó en avión a Ciudad Trujillo, procedente de La Habana, de donde había salido precipitadamente a las cinco de la madrugada. Le acompañan unos cuarenta miembros de su gobierno y jefes del Ejército, entre ellos, el presidente electo, Andrés Rivero Agüero; el hasta ahora primer ministro de Cuba, Gonzalo Güell; el presidente del Senado, Anselmo Allegro; el contraalmirante Rodríguez Calderón, que era jefe de la Marina, y el general Pedraza, quien fue nombrado miembro de la Junta Militar que preside el general Cantillo, pero luego renunció a formar parte de ella y acordó salir de Cuba. Fuentes informadas dicen que Batista convocó a los altos oficiales del Estado Mayor, con los que se reunió en Campo Columbia antes de abandonar el país. El presidente- -según estas fuentes- -dijo a los oficiales del Estado Mayor que no E deseaba un mayor derramamiento de sangre y que resignaba sus poderes sobre el general Cantillo. El dirigente del Movimiento 26 de Julio, Fidel Castro, ha rechazado esta noche la oferta de paz hecha por la Junta de Gobierno que ha asumido el poder en Cuba. En una emisión por radio, Fidel Castro dijo que sus Fuerzas continuarían las operaciones en todos los frentes. El régimen de Batista ha caído a causa de los últimos golpes rebeldes- -agregó- No confiéis en nadie, ni permitáis que nadie os engañe. Fidel Castro ha dirigido un ultimátum por radio a la guarnición de Santiago de Cuba, en el que dice que si no se rinde a las dieciocho (hora local) sus Fuerzas tomarían por asalto la ciudad. La guerra no ha terminado- -dice el ultimátum de Fidel Castro- -porque los asesinos están todavía armados. En su alocución a la población No confiéis en nadie