Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 12 08 50 AÑOS DE CASTRISMO Tras un bombardeo durante el combate de Pino del Agua, un momento de descanso mientras se aguarda el regreso de la aviación militar batistiana En Sierra Maestra Reportero con los rebeldes Enrique Meneses fue el primer periodista que, tras burlar la vigilancia de Batista, se adentró en Sierra Maestra donde convivió con Fidel Castro, el Che y sus rebeldes. Aquí nos cuenta su experiencia TEXTO Y FOTOS: ENRIQUE MENESES co llevé mis cámaras conmigo, sino escondidas en una caja de whisky dirigida al Bar Windsor, propiedad de una aragonesa cuyo hijo, Luciano, estaba exiliado en La Habana porque le buscaba la policía de Santiago. Así es como establecí contacto con Deborah nombre de guerra de Vilma Espín, mujer de Raúl Castro después de la victoria que es cuando supe su verdadero nombre. La fotografié en la Sierra, en una visita que le hizo a Fidel, junto a Celia Sánchez, con una flor blanca en la oreja. Después de 15 días cambiando de domicilio todas las noches para no ser detectado, Deborah pudo darme un guía para subir a la Sierra. Fueron dos noches y tres días lo que nos costó llegar hasta donde esperaba Fidel. El viaje se realizó siguiendo primero el Camino ara alcanzar Sierra Maestra, tuve que cruzar un cerco de 16.000 soldados de Batista. Desde la llegada a Santiago los periodistas tenían problemas con el ejército porque los hombres del general Chaviano estaban al acecho y descubrían enseguida al informador. Este traía memorizado el nombre y dirección de algún contacto. Pero con aquel marcaje P era imposible llegar al miembro del 26 de Julio que te podía ayudar. Así fracasaban los periodistas estadounidenses, vistosamente vestidos y equipados como fotógrafos. Yo decidí tomar el peor vuelo, el cañero que salía a las 6 de la madrugada y que, tras dos horas, llegaba a la capital de Oriente después de hacer escala en ciudades con fábricas de azúcar. Ahí no esperaban a ningún periodista. Tampo-