Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE DE MI BITÁCORA ¿Estados Unidos en declive? POR EDUARDO SAN MARTÍN a polémica arranca con la publicación, el pasado 20 de noviembre, del nuevo informe cuatrienal del Consejo Nacional de Inteligencia norteamericano, que fechaba en 2025 el probable fin del dominio norteamericano en un mundo en el que Estados Unidos jugará un papel prominente, pero en el que será visto como uno entre muchos otros actores globales Gideon Rachman, el versátil columnista de Financial Times, recogía el debate a que ha dado lugar el informe. Tres acontecimientos nutren los augurios sobre este nuevo declinismo: Irak y Afganistán han demostrado que la supremacía militar americana no se traduce automáticamente en una victoria política; el crecimiento espectacular de India y China sugiere que los días de Estados Unidos como la mayor economía del mundo están contados; y la crisis económica ha deteriorado irremediablemente la imagen del modelo americano Un par libros recientes sostienen la tesis del declive: The post- american world del editor de Newsweek jable en el eje Afganistán- Pakistán, ¿no será necesario todavía durante una buena temporada que alguien siga esgrimiendo el bastón de mando y tire de los demás? Se admiten pronósticos. L Fareed Zakaria, y The limits of power de Andrew Bacevich. Richard Haas, presidente del Consejo de Relaciones Internacionales, se apunta a la tesis. Frente a ellos, el profesor William Wohlforth recuerda al CNI que Estados Unidos ha pasado ya por otros supuestos declinismos en el pasado, como el que prosperó con la publicación en 1988 de The rise and fall o the great powers, el archicitado ensayo del historiador Paul Kennedy, cuyas predicciones no llegaron a cumplirse. Sin embargo, este nuevo declinismo norteamericano parece mejor fundamentado. Y entonces asistiríamos a la paradoja de que Barack Obama, el presidente que mayores esperanzas de regeneración ha suscitado en su país y el mundo, será posiblemente el encargado de gestionar el declive de Estados Unidos y el final de su estatus como única potencia mundial ¿O estamos aún lejos de ese cambio? Con Europa permanentemente en la inopia, Rusia coqueteando con los sátrapas latinoamericanos, China e India obligados a vigilar su propio patio y la amenaza de una gravísima crisis inmane- Profesor y político l periodista y pensador Michael Ignatieff fue elegido el jueves líder del Partido Liberal de Canadá, actualmente en la oposición después de haber dominado la política canadiense durante gran parte del pasado siglo. Ignatieff, un ex profesor de Harvard, de Oxford y de Cambridge con una enorme proyección mediática, ha pasado la mayor parte de su vida fuera del país, pero aún así el viejo partido de Pierre Trudeau confía en él para reverdercer viejos laureles. Hizo sus pinitos en la televisión, pero ni siquiera esa su faceta más frívola puede restar méritos a sus ensayos sobre la antigua Yugoslavia o sobre los nacionalismos de raíz étnica, que se han leído en medio mundo. Hace cuatro años dio a la imprenta el más provocador de sus textos recientes, El mal menor, un puñetazo a la buena conciencia occidental en lo que se refiere a la lucha contra el terrorismo. Sostenía que, en ocasiones extremas, las democracias pueden recurrir a medios no legales (el mal menor) para luchar contra el terrorismo. Tenemos que enfrentar- E nos a gente malvada y para acabar con ellos puede que necesitemos pagarles con la misma moneda. Si ése es el caso, ¿qué debemos hacer para que los males menores no se conviertan en mayores? Ignatieff enumeraba hasta seis condiciones para que esa vulneración excepcional de la ley pudiera ser convalidada a posteriori, y que no les cuento porque no deberían perderse ese libro. La India real ya que estamos de recomendaciones, no dejen de leer este otro libro: Tigre blanco. Lo ha escrito el periodista indio Aravind Adiga, colaborador de varios importantes periódicos occidentales. El relato acaba de recibir el premio Man Booker de 2008 y cuenta la historia del ascenso de un hombre de las castas inferiores desde una perdida aldea en el corazón de la Oscuridad (la India profunda y real) hasta Bangalore, paraíso del outsourcing y las nuevas tecnologías asiáticas. Un recorrido por la exclusión social y la miseria de cientos de millones de personas, sobre las que se asienta la elite corrupta y satisfecha del país. La fragilidad de la seguridad interna revelada por los atentados de Bombay convierte en más inquietante el podrido orden social sobre el que hace equilibrios la mayor democracia del mundo www. abc. es blogs san- martin Y