Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28- 29 D 7 LOS DOMINGOS DE REUTERS EFE ABC Antonio Vega, el chico de ayer. Aquella canción, la chica de ayer, fue un icono. Después de la movida no se ha hecho nada relevante- -dice- La gente vuelve a mirar a los 80 para compensar lo que hoy no se ofrece al público en la música. Raphael lo celebró con un concierto de tres horas en el que, entre otros, le acompañó Miguel Bosé Raphael: cincuenta años son nada. Medio siglo comparten por poder celebrar su boda (hecho que no afirman en público seguramente para que les dejen tranquilos) pues el lío ya está montado. No quiero ni pensar lo que supondría que se casaran y que el novio aportara un hijo adoptado y que, tal y como hizo en su momento el barón Thyssen con Borja, la duquesa le diera sus apellidos. Es sólo una posibilidad pero... Noticias nada agradables son las que llegan de la ex mujer del duque de Huéscar, Matilde Solís, quien se ha separado de Borja Moreno, con quien se casó por la iglesia hace apenas un año tras la nulidad de su boda con Huéscar. La pareja, que contrajo matrimonio civil en 2004 con su hijo ya en camino, ya está en trámites de divorcio y me aseguran que no en plan amistoso. Matilde se ha refugiado en su finca y cuenta con la compañía de sus dos hijos mayores. Hija de los marqueses de la Motilla, Matilde y su todavía marido no tienen lo que se dice una ruptura fácil. Lo sabe la gente que les rodea... y hasta en los juzgados de Sanlúcar, donde hace unos días se puso una denuncia. Pero Solís no quiere hablar del asunto, prefiere vivir esta situación encerrada mientras cuentan y no paran sobre cómo ya hay personas cercanas a la pareja que intentan sacarse sus euros a costa de sus problemas. En la familia de Matilde hay preocupación por cómo asumirá esta situación y es que años atrás también se vivió un drama muy triste cuando decidió divorciarse de Huéscar. Los que la conocen aseguran que es una mujer buenísima, discreta y sencilla, y de una sensibilidad extraordinaria pero también muy frágil y vulnerable y de ahí que la acompañen y protejan sus hijos estos días. Ahora muchos se acuerdan de cómo los Solís no quisieron estar en la ceremonia civil de su hija y es que a Matilde la convencieron para que no dijera nada y se enteraran del compromiso una vez realizado. De ahí su ausencia, que no rechazo, puesto que su familia siempre la ha apoyado a pesar de los pesares. AL HABLA CON LA PELUCA DE NICOLE Peluca sí pero Botox no Las prótesis capilares de Nicole Kidman son legendarias (y carísimas) Una de ellas se va de los pelos POR ROSA BELMONTE Cuando no lleva peluca, Nicole Kidman suele tener un día de mal pelo. Lejos queda su imagen en la serie australiana Five Mile Creek (aquí se llamó Parada de postas) con aquella larga melena rubia tan ensortijada como la de las ovejas que cuidaba. Tenía 18 años. Con 41 ha cambiado bastante. El pelo y la cara. Ella asegura que todo es natural (que su secreto está en la crema para el sol y en no fumar) pero hay especialistas que, echándole un vistazo, hablan de Botox, aumento de labios, Restylane y peels químicos. Si se la observa de cerca (así, el otro día en Madrid, en la presentación de Australia da la impresión de haberse escapado del Museo de Cera. Menos mal que se mueve porque si no daría miedo. -Cuando era pequeña era pelirroja pero desde los 13 años es rubia, sin hacer nada entonces para ser una cosa u otra. -Es que en los 90 los directores se empeñaron en que se lo tintara de rojo. El pelo era suyo pero de otro color. -Lo bueno de que se retire es que no acabará con la pinta de Bette Davis en ¿Qué fue de Baby Jane además de ser una superestrella. -Ya, pero desde que se separó de Tom Cruise y empezó a tener mejores papeles también empezó a echarse a perder. ¿No piensa Keith Urban que le ha tocado la peor Nicole? -Piensa que Nicole es la mujer más guapa, más rubia y más alta del mundo. Lo piensa incluso estando sobrio. ¿Qué piensa? ¿Que siempre iba a tener el aspecto de Eye wide shut Tendrá que madurar y que envejecer. ¿Pero en realidad de qué color es su pelo? ¿Y ese famoso pelo rojo de tantas películas? ¿Tom Cruise y Nicole Kidman se han olvidado de sus hijos Isabella y Connor ahora que cada uno tiene a Suri y Sunday Rose, tan pequeños y tan monos? -Pero es que Nicole la lleva hasta cuando parece que no la lleva. -Venga ya. ¿Entonces qué se pone, plastilina? -Y no lleva Botox aunque la gente se empeñe en que sí. -No sé a qué viene tando escándalo con esto. Llevar peluca en Hollywood es tan normal como tener agente. -Hasta que descubrió las pelucas. -Nicole Kidman iba a ser la chica en Señor y Señora Smith ¿Se da cuenta de que si lo hubiera hecho probablemente no existiría la pareja Angelina Jolie- Brad Pitt, ya que éstos se enamoraron durante ese rodaje? -Sí, no duerme pensando en ello. En la posibilidad de haber privado al mundo de Brangelina. Da gracias por no haber hecho al final el filme. -Pero qué idiotez. Por supuesto que no. Y dan gracias de que los fotógrafos no anden detrás de los chicos. Cosa que no pasa con los más pequeños. -Lo ha dicho mil veces. Para una actriz, la expresión facial es importantísima y por eso se niega a apralizarse la cara con Botox. Y le da igual lo que digan. ¿Y por qué se quiere retirar del cine? Nicole Kidman, con su pelo estropeadito -Porque actuar es divertido, pero más divertido es llevar a tus hijos al zoo. Hay otras cosas en la vida -Cuando se es rubia y pajiza se tienen más papeletas para parecer intrigante. Y si hubiera una lista de frías también la incluirían. No sé, quizá tenga que ver con que le den miedo las mariposas y no las serpientes. -Alguna vez la han elegido en listas de las más atractivas, pero también en la de las personalidades más intrigantes. ¿Eso cómo se toma?