Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 30 11 08 LA CARTA DEL CORRESPONSAL 32 D 7 LOS DOMINGOS DE Portugal TEXTO Y FOTO: BELÉN RODRIGO. LISBOA ¡Echamos a los españoles! Esta corresponsal fue invitada a las orgullosas celebraciones del día de la Independencia en que Portugal se separó de España. Ocasión celebrada con énfasis por los monárquicos lusos P osiblemente para muchos españoles la fecha del 1 de diciembre de 1640 no signifique absolutamente nada. Otros, muy pocos, con suerte, sabrán que en ese día Portugal se sublevó con- tra España para restaurar su independencia. Se proclamó entonces a la Casa Braganza como casa reinante en detrimento de la Casa de Austria después de sesenta años durante los que el país estuvo en manos de los españoles. Una soberanía que España no reconocería hasta ocho años después, al suscribir el Tratado de Lisboa. Han pasado trescientos sesenta y ocho años desde aquel 1 de diciembre, cuando un grupo de conspiradores de la nobleza aclamó al Duque de Braganza como Rey de Portugal bajo el título de Juan IV Para algunos historiadores esa ruptura de la Unión Ibérica fue un trauma para España que, con los años, se convirtió en indiferencia. Tanta, que más de tres siglos después son muchos en nuestro país los que han olvidado por completo que los reyes Felipe II, Felipe III y Felipe IV de España fueron al mismo tiempo monarcas en el país vecino (Felipe I, II y III de Portugal respectivamente) En Portugal, en cambio, todos, chicos y grandes, conocen perfectamente ese tramo de nuestra historia común. El 1 de diciembre no es un día festivo más, aunque para muchos portugueses lo importante de tal fecha es que no se va a trabajar. Pero es un día con su propia importancia, cargado de ritos y en el que a los más orgullosos les gusta baladronar en tono coloquial de que expulsaron a los españoles de una patada Por poner un ejemplo, en el Colegio Militar de Lisboa, cada año los alumnos asisten a una representación de esa señalada fecha. Los estudiantes de los dos últimos cursos se ocu- Monumento en Lisboa a los Restauradores padres de la Independencia En los libros de historia del país el castellano ha sido durante muchos años el enemigo del patriota luso. El periodo español no es recordado con mucho cariño pan de preparar una representación en la que un muñeco que simboliza a los españoles es arrojado por el balcón. Es evidente que por aquí más de uno se acuerda del período hispano como de algo negativo y es que, en los manuales de historia para niños y jóvenes lusos, el castellano ha sido durante muchos años el enemigo Pero no deja de ser curioso cómo después de tantos años se recrea la historia en un país en el que la República sustituyó a la Monarquía el 5 de octubre de 1910. Una fecha que viven con especial interés los monárquicos, que se reúnen cada año en una cena presidida por el Heredero al Trono, Don Duarte de Braganza. Esta corresponsal fue invitada por el propio Don Duarte a una de esas ceremonias. Un sensación extraña: una española entre portugueses que celebran la expulsión de los españoles, una intrusa aunque invitada por el Heredero. Claro que los monárquicos en Portugal conocen y leen el ABC, por lo que ser corresponsal de este periódico me ayudó a incorporarme al grupo. En la celebración de su independencia son los propios monárquicos quienes mejor hablan de los españoles, del valor de su Monarquía y de su Casa Real. Además de la cena, una Misa y un homenaje a los conspiradores de la revuelta sirven también para evocar aquel día. En pleno centro de la capital lusa el monumento a los Restauradores (que da nombre a la plaza en la que está ubicado) nos recuerda aquel 1 de diciembre. El genio de la independencia y el de la victoria componen la base este obelisco con 30 metros de altura donde están grabados los nombres de las principales batallas de la Restauración. Un monumento que sirve también para que los turistas españoles se reencuentren con su propia historia. PRESIDENTE DE HONOR Guillermo Luca de Tena PRESIDENTA- EDITORA Catalina Luca de Tena CONSEJERO DELEGADO José Manuel Vargas DIRECTOR GENERAL José Luis Romero DIRECTOR Ángel Expósito Mora DIRECTOR ADJUNTO José Antonio Navas SUBDIRECTOR Alberto Aguirre de Cárcer REDACTOR JEFE Alberto Sotillo D 7