Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 D 7 LOS DOMINGOS DE Elza Brandeisz enseña una fotografía en la que se le ve a ella junto a la madre de Soros en los tiempos en los que la familia de éste se ocultaba de los nazis en su casa tacto sigue siendo tan estrecho que para su 100 cumpleaños el propio George Soros le envió de regalo una enciclopedia en tres tomos sobre el Holocausto, junto a una carta escrita de su puño y letra. Uno de los cinco hijos Soros, Jonathan, incluso estuvo con su familia de visita en la casa de Elza en junio pasado. Elza Brandeisz no tiene hijos ni familia, pero sí varios amigos que la cuidan. Con su larga historia a cuestas continúa siendo tan creyente como siempre, sigue la Misa por televisión y de vez en cuando recibe la visita de un cura. Mi vida entera fue la danza se justifica sabiendo que su recuerdo, su ejemplo de compasión, su legado de inmensa humanidad será transmitido por los hijos y nietos de otra familia, una familia que vive al otro lado del Atlántico, una de las más adineradas del planeta, la de su protegido George Soros. El especulador filántropo El personaje que según la revista Forbes ocupa el puesto número 97 entre los hombres más ricos del mundo, con una fortuna calculada en 9.000 millones de dólares, nació el 12 de agosto de 1930 bajo el nombre de György en Budapest. Su padre, un traductor y profesor de esperanto, decidió cambiar el apellido familiar por el de Soros (palabra que significa se elevará en esperanto) ante el creciente antisemitismo que se vivía entonces en Hungría. George Soros es una de esas mil personas en el mundo que hablan el esperanto desde la cuna. Tras la guerra escapó de la ocupación soviética refugiándose en Inglaterra, donde se graduó en la célebre George Soros REUTERS London School of Economics. En 1952 emigró a Estados Unidos, país del que adoptó su nacionalidad. Es uno de los hombres que más dinero ha ganado en la Bolsa en el siglo XX. Se hizo famoso al causar con sus especulaciones el derrumbe de la libra británica en 1992. Ya en los años 70 empezó a apoyar con su dinero a los disidentes en los países ex comunistas y a estudiantes negros en el régimen de apartheid en Suráfrica. Después de la caída del comunismo, Soros fundó el Instituto Open Society (Sociedad Abierta) que se dedica a apoyar la transición democrática en Europa del Este, Asia Central y el Cáucaso. La revista estadounidense TIME calcula que hasta el año 2007, Soros invirtió unos 6.000 millones de dólares en proyectos de filantropía.