Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 11 08 ACTUALIDAD Felipe El tardío enamorado Felipe González ha redescubierto el amor con Mar García Baquero, cuñada del empresario Pedro Trapote. Ambos mantienen una relación desde hace dos años, pero es ahora cuando se acaba la tranquilidad POR BEATRIZ CORTÁZAR ue el matrimonio del ex presidente del Gobierno, Felipe González, y Carmen Romero había vivido serias crisis con sus idas y venidas no era ninguna noticia. Sí lo fue sin embargo la confidencia que una íntima amiga de Romero le hizo a un periodista: Carmen se separa de Felipe. Esta vez la cosa es seria Justamente estas palabras fueron las que hicieron que lo que hasta la fecha era un secreto entre sus amigos y familiares, con el paso de los días, se haya convertido en una noticia que esta semana ha acaparado todos los titulares de las crónicas rosas que una vez más se han intercambiado, fundido y combinado con los comentarios de los columnistas políticos. Y es que no hay asunto que más atraiga a la sociedad que los devaneos sentimentales de aquellos que están cerca del poder o en el corazón del mismo. Pasó meses atrás con el presidente francés, Nikolas Sarkozy, y su flamante esposa, la bohemia, cantante y ex modelo Carla Bruni. Y ocurre ahora con Felipe González y Mar García Baquero, la mujer que actualmente ocupa su corazón y con quien lleva varios días fuera de España, primero en Argentina y luego en Uruguay, a miles de kilómetros de todo el escándalo mediático que ha supuesto un noviazgo que, aunque sólo sea por unas horas, ha provocado que en los despachos de los políticos no se hable sólo de crisis económica y planes rusos sobre el petróleo. Mira, en eso seguro que José Luis Rodríguez Zapatero hasta se lo agradece. Una vez se supo que González y Mar estaban juntos, la carrera de obstáculos por conseguir una imagen de la pareja ha sido digna de unas olimpiadas. Los novios se encontraban en Buenos Aires, y hasta allí se desplazaron varios paparazzi para conseguir la imagen Q más preciada de la actualidad, la prueba de que lo que se asegura en palabras tiene un valor plástico y fehaciente en fotografía. Pero el ex presidente del Gobierno no es nuevo en estas historias, por lo que en cuanto se percataron de que había reporteros por la costa decidieron salir del hotel y refugiarse en un lugar a prueba de teleobjetivos con el fin de no dar más material a los medios. Horas antes Felipe González había participado en el encuentro denominado Tendiendo puentes entre empresarios y antiguos jefes de Gobierno de Iberoamérica celebrado en Uruguay. Por lo menos ésa ha sido la primera reacción: huir del punto de mira y confiar en esos amigos que siempre tienen una finca privada donde la entrada de focos indiscretos es de todo punto imposible. Asunto muy distinto será lo que ocurra este fin de semana, que es cuando, en principio, tienen previsto regresar a Madrid... si es que no han cambiado el plan. Lo harían en vuelos separados, como tantas veces han hecho en estos últimos meses, pero con la diferencia de que en estos momentos va a ser muy difícil jugar al despiste con los medios de comunicación. El ejemplo de Sarkozy puede que cunda y quién sabe si al final González decide coger el toro por los cuernos y aparecer en cual- Huir del punto de mira La relación de González y Mar se remonta a hace más de dos años. Tiempo suficiente para entender que no se trata de un capricho pasajero o un enamoramiento superfluo De Mar García Baquero se sabe que es divorciada desde hace nueve años, que tiene dos hijas ya creciditas, que trabaja en La Caixa y que es cuñada del empresario Pedro Trapote