Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 23 11 08 LA CARTA DEL CORRESPONSAL 32 D 7 LOS DOMINGOS DE Malick Sidibé TEXTO Y FOTOS: LUIS DE VEGA. BAMAKO (MALI) lo confirma. Abdelkarim, hijo de Sidibé, le mete mano siguiendo la tradición de su padre, que también se ha hecho famoso en la ciudad como técnico. Ya dentro del local no dejo de dar vueltas con los ojos a pesar de que el espacio es más apretado de lo que uno puede esperar. Decenas de aparatos, decenas de carpetas con pruebas de fotos, cajas con negativos, papeles, chasca y suciedad. Todo destartalado. Y al fondo el famoso estudio por el que han pasado miles de malíes. No me imaginaba un lugar así para uno de los grandes monstruos de la fotografía africana, el que nos ha enseña- Hoy cualquiera es fotógrafo Parece un panteón de trastos arrumbados, pero es el estudio, el museo donde guarda su legado uno de los monstruos de la fotografía aficana L os hay en África que no se apuntan a la fuga de cerebros seguramente porque la fama, aunque bienvenida, les llegó un poco tarde y porque romper el arraigo equivaldría a romper el hechizo que los encumbró. Calle 508, número 632. Detrás de la gran mezquita. Tenía estos datos para localizar el estudio de Malick Sidibé (1936) en Bamako. El taxista dio unas cuantas vueltas hasta que, con la ayuda de los vecinos, dimos con el lugar. Un cartel en la puerta nos lo anuncia. Una mesa arrumbada en la puerta con una cámara de fotos desmontada El fotógrafo Malick Sidibé en su casa de Bamako. En recuadro a la derecha, una de las viejas cámaras de su museo do cómo era la sociedad malí de los sesenta y setenta. La primera impresión es que este estudio parece más panteón que museo, aunque todas esas cámaras en hilera son para Sidibé lo segundo. Quizá tenga él razón, aunque creo que alguien debería empezar a encargarse más en serio de buscar un futuro para su legado. ¿Los famosos Encuentros de Fotografía de Bamako? ¿Alguna universidad? Creo que no es algo que en estos momentos le preocupe a Malick Sidibé, aunque se siente tremendamente orgulloso de las exposiciones, libros y homenajes de los que es protagonista. Me lo explica un rato después en el patio de vecinos de su casa, en el barrio de Daudabougou. ¿Sigue usted haciendo fotos? es mi vida afirma mientras me apunta con su Rolley 6 x 6 y dispara. Ya está Yo respondo con mi Nikon digital. Yo siempre trabajo en manual. Eso del digital no me gusta mucho y convierte a cualquiera en fotógrafo cuando no cualquiera lo es Yo veo, tomo la distancia, la velocidad, la apertura. Después entro en el laboratorio, saco los químicos, revelo, fijo... ése es el verdadero placer de la fotografía. Menos mal que me hice fotógrafo en los años de la plata La primera gran democratización de la fotografía tuvo lugar en 1888 cuando Kodak inventó la cámara en la que el usuario sólo tenía que apretar el botón y enviar el carrete a revelar para que le fuera devuelto en forma de copias ampliadas. La segunda, más incluso que con la expansión de los laboratorios a color a la vuelta de la esquina en los años setenta del siglo pasado, llegó con el digital en los años noventa. Cada vez menos son los que se resisten y aguantan con los aparatos de película, pero hay que pagar el precio del progreso. Ahora en casi todas las casas de Malí hay un aparato fotográfico, por eso ya no es necesario que vaya Malick Si algún día tengo una de esas será sólo para exponerla en mi museo Palabra de Sidibé. PRESIDENTE DE HONOR Guillermo Luca de Tena PRESIDENTA- EDITORA Catalina Luca de Tena CONSEJERO DELEGADO José Manuel Vargas DIRECTOR GENERAL José Luis Romero DIRECTOR Ángel Expósito Mora DIRECTOR ADJUNTO José Antonio Navas SUBDIRECTOR Alberto Aguirre de Cárcer REDACTOR JEFE Alberto Sotillo D 7