Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
23 11 08 EL ZOO DE PAPEL RADAR Vampiros por tierra, mar y aire Hay tres cosas de las que estoy completamente segura. Primera, Edward es un vampiro. Segunda, una parte de él se muere por beber mi sangre. Y tercera, estoy total y perdidamente enamorada de él Los mordiscos alimentan la pasión, sin duda. En estas frases de Crepúsculo un best seller global, chorrean el amor y la sangre, saboreada por un ejército de fans que espera el estreno, el 5 de diciembre, de la primera película basada en la serie de vampiros escrita por Stephenie Meyer. Cuatro libros Crepúsculo Luna Nueva Eclipse y Amanecer y mucho romanticismo adolescente para vender al mundo. Los vampiros fueron durante siglos seres tenebrosos y malvados, pero una noche de 1816 cambió su destino. Alrededor de una fogata se reunieron Percy Bysshe Shelley, Lord Byron, sus esposas (Mary Shelley y Claire Clairmont) y el doctor John W. Polidori. Todos acordaron escribir una obra de terror, pero sólo dos cumplieron. Mary Shelley urdió Frankestein y Polidori, El Vampiro un icono más sensual y romántico. Meyer (1973) tira de aquel hilo, responsable de un aluvión de historias, dinero y éxito. Sus libros se han vendido como churros, alimentan comunidades de fans (crepusculo- es. com) y ahora toman los cines. J. F. ALONSO True Blood serie del creador de A dos metros bajo tierra sangre fresca en la televisión True Blood Crepúsculo la película, llega a un panorama lleno de mordiscos, los que da la vida y los que escriben los guionistas de la televisión. Hay que erradicar el miedo y el odio hacia los vampiros dice Nan Flanagan, directora general de la American Vampire League (americanvampirelea Crepúsculo (sobre estas líneas) gue. com) Con más y Blood Ties sangre fácil o menos benevolencia, los encontramos en Moonligth (La Sexta) Blood Ties (Calle 13) o True Blood (Canal creada por Allan Ball A dos metros bajo tierra para la HBO. True Blood una de las series más descargadas en internet, se inspira en la novela Southern vampire de Charlaine Harris, otra mujer en el territorio de los espectros. Cuando la sangre se vende embotellada Hoy se emite en EE. UU. el final de temporada de la serie donde los vampiros son parte integrante de la sociedad. Como las pilinguis o los moros POR ROSA BELMONTE Soy una chica normal dice E l ser humano es extraordinario. Y desconcertante. Hay que ver el pollo que se ha montado con la discoteca valenciana que sorteaba una cirugía de aumento de pecho (imitando una iniciativa argentina) Pero nadie se ofende porque 2.000 personas pasen una semana en la calle para conseguir una casa. Y nada de llaves y escritura. Para lograr que te apunten en una lista oficial de aspirantes a piso. Quizá me rijo por un estricto código de inmoralidad pero lo del pisito me parece mucho peor (ya pueden hablar todo lo que quieran de desprecio por el cuerpo de la mujer y demás bla, bla, blas) ta hace ocho meses en la dimisión de Eliott Spitzer, gobernador de Nueva York (con ese nombre no vas a ser registradora de la propiedad) Es una chica normal pero puta. Y resulta que al personal esa actividad carnal y remunerada no le parece muy corriente (a sus padres, que se enteraron a la vez que el resto del mundo, tampoco) Vaya, pues The world is what it is (el mundo es lo que es) por utilizar el título de la biografía autorizada de Patrick French sobre V. S. Naipaul, otro que no es considerado normal. Además de gran escritor, es considerado (con razón) un pedazo de gilipollas (decir que Dic- Ashley Dupré, la prostituta envuel-