Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22- 23 D 7 LOS DOMINGOS DE ciendo por sí mismo una nota de aquellos que más le agradaban. Sorolla, Pradilla, Villegas, Martínez Abades, Benlliure (D. José) Cabrera, Maura (D. B. Iborra, Alcalde, Llaneces, Domingo, Zuloaga, Romero de Torres, Ricardo Marín, Francés, Pla, Regoyo, Saint- Aubiu, Muñoz Degraín, Moreno Carbonero, Morelli, Benedito, Pellicer, Menéndez Pidal, Nombela, Borrell, Bilbao, Sotomayor, Beruete, Baroja, Lhardy y otros muchos son los pintores cuya firma aparece en los cuadros; Blay, Benlliure, Querol, Mayo, González Pola, Cabrera, Bilbao, Bidaura, Coullaut Valera, Calleja y Ángel García han enviado preciosas esculturas. Entre éstas, Una bailaora, preciosísimo bronce de Benlliure; Sagunto, hermosa cabeza en bronce, de Querol. y Margheritina, otro bronce primoroso de Blay, llamaron mucho la atención de SS. MM. El Rey felicitó muy expresivamente al Sr. Saint- Aubin por su cuadro Lectura interrumpida. Terminada la visitá a la Exposición, Sus Majestades pasaron a visitar los talleres de máquinas, donde se hallaban trabajando los operarios de la casa. Sus Majestades estuvieron contemplando desde el balconcillo de la escalera que da acceso a la galería los trabajos diversos de confección de nuestros periódicos. Un ¡viva el Rey! dado por nuestro director desde lo alto de la escalera fue unánimemente contestado por los obreros. Los Reyes visitaron después los diferentes departamentos de que consta la nave de máquinas. Una de las operaciones que más atrajeron la atención de los Soberanos fue la de sacar los moldes de la estereotipia. Este trabajo se hizo en presencia de las Reales personas, para que pudieran apreciar todos los detalles. La Reina observó también con gran atención los trabajos de los talleres de fotograbado. Su Majestad el Rey hizo gran número de preguntas acerca del funcionamiento de varias máquinas, demostrando su simpatía hacia toda esta labor industrial. Muchos de los operarios que se hallan dedicados al manejo de las máquinas fueron interrogados por el Rey, quien se dignó estrechar sus manos. Al llegar S. M. ante una de las rotativas, estuvo examinándola y demostrando que no eran desconocidas para él estas máquinas. El Rey, seguido de nuestro director, subió a la parte alta de la rotativa, y entonces se hicieron varias fotografías, una de las cuales publicamos en este número. Continuó D. Alfonso la visita a los demás departamentos, y entre tanto Doña Victoria volvió al hall con la duquesa de San Carlos y estuvo oyendo las audiciones de un magnífico y lujoso anphion enviado a la Exposición por la casa Ureña. La cavatina de El barbero de Sevilla, por Titta- Ruffo; el cuarteto de Boheme, por la Melba, Caruso y otros dos cantantes; Lolita, canción española, por Caruso; las granadinas de Los emigrantes, por Gandía, y un potpourri de aires nacionales fueron las piezas oídas por S. M. y admirablemente ejecutadas en este aparato, perfección suma del gramófono. Al cabo de hora y media que duró la regia visita, SS. MM. abandonaron el local, no sin antes estrechar la mano de cuantos periodistas hallábanse allí presentes. Estos manifestaron a las Reales personas su gratitud por haber honrado con su presencia el acto inaugural de la Exposición. 500 pesetas por La Gitana, de Benlliure Después de terminada la visita regia se hicieron entre los concurrentes al acto pujas por diferentes obras de las expuestas El marqués del Vadillo fue el primero en ofrecer 500 pesetas por La Gitana, de Benlliure; pero a los cinco minutos había ya ofrecidas 1.000. Seguramente subirá a mucho más. También hubo ofertas por otras obras de Querol, Blay, Pradilla, Sorolla, Saint- Aubin, etc. ¡y todavía no se ha abierto la Exposición al público! Desde hoy queda abierta, de cinco de la tarde a ocho de la noche. La entrada será por invitación. Como el reparto se ha hecho en poco tiempo, las personas que han concurrido a otras fiestas en Blanco y Negro y ABC pueden asistir, y las personas que no hayan recibido aquéllas pueden reclamarlas en la portería de esta casa. La subasta de los cuadros y esculturas de la Exposición se verificará por medio de ofertas firmadas, de las cuales se irán colocando notas en los objetos subastados, entendiéndose que cada nueva oferta habrá de mejorar en cinco pesetas, al menos, a la anterior. De izquierda a derecha, los Reyes visitan la exposición de arte instalada en la casa de ABC a beneficio de la Asociación de la Prensa. Imagen de las obras expuestas en uno de los salones de ABC. Alfonso XIII se sube a lo alto y examina una de las rotativas del periódico, muy interesado en el proceso de tirada del diario. Sobre estas líneas, la escultura Sagunto, expuesta en la muestra