Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10- 11 D 7 LOS DOMINGOS DE AP Arthur Shawcross en una imagen de 1991. Sobre estas líneas, un cuadro pintado por el asesino en la cárcel, titulado De lo que están hechos los sueños que aún flotaba, helado, el cuerpo de la última víctima. Al ver que nadie se bajaba del coche, los agentes se acercaron y descubrieron a Arthur J. Shawcross masturbándose sobre el volante. John Baeza, detective del Departamento de Policia de Nueva York, señaló como muy probable que aquel fuera uno de los pocos casos en que el perfil del asesino conduce a su detención Su juicio, en noviembre de ese año, divulgó el testimonio de la psiquiatra Dorothy Lewis, que lo presentó como la víctima de unos desórdenes postraumáticos causados por su servicio en Vietnam y derivados de una personalidad múltiple a consecuencia de los abusos padecidos en su infancia. Nada de eso mitigó la actitud del jurado. La sentencia fue de doscientos cincuenta años. Pero esa no era toda la historia. Cuando Shawcross fue detenido junto al Genesee se encontraba en libertad condicional tras haber cumplido quince de los veinticinco años de cárcel a los que fue condenado en 1972 por el asesinato de una niña de ocho años. También reconoció la muerte de un niño de diez años, sin que la policía pudiera hallar más pruebas. Una vez en libertad bajo palabra, nada se le puso fácil. Nadie quería verse cerca de un sujeto con su historia criminal. Hasta que la autoridad judicial le facilitó trabajo y residencia en Rochester. Eso fue en marzo de 1987. Pocos días después se iniciaba la serie de asesinatos que en 1990 le pondrían de nuevo en la cárcel, ya de por vida, y desde la que hizo públicas sus actividades en Vietnam, donde dijo haber devorado a dos jóvenes vietnamitas. Joel Norris escribió en 1992 un libro, Arthur Shawcross: The Genesee River Killer, al que se añadía una grabación en la que confesaba de viva voz los detalles de sus horribles crímenes Esos detalles fueron hechos aún más explícitos cuando, en 2003, la reportera Catherine English le entrevistó para un documental sobre canibalismo en el que Shawcross puntualizaba la antropofagia sexual practicada con sus víctimas femeninas. Tres años después, en 2006, el psiquiatra forense Michael Stone, de la Columbia University, recogía en el documental Most Evil sus declaraciones acerca de los malos tratos sufridos en la infancia y su venganza contra las prostitutas que le habían transmitido el SIDA. Pasó sus últimos meses preparando otro documental que se emitirá en diciembre de este año. De vez en cuando pintaba unos cuadros más bien pueriles cuya venta clandestina le costaba ser puesto ocasionalmente en confinamiento solitario. El 10 de noviembre se quejó de un dolor agudo en la pierna izquierda. Pocas horas después moría de una embolia pulmonar. Devoró a dos vietnamitas IN MEMORIAM Arthur J. Shawcross El perfil del monstruo Asesino en serie y antropófago sexual, iniciado en la violencia en la guerra de Vietnam, muerto a los 63 años cuando cumplía una condena de dos siglos y medio POR EDUARDO CHAMORRO de diez mujeres, prostitutas y vagabundas, a lo largo de la ribera del Genesee, en Rochester, Nueva York. Cuando el 3 de enero de 1990 apareció el cadáver de otra mujer en la misma zona y bajo similares circunstancias, Crary planteó el perfil que había logrado trazar del hipotético asesino, y pidió a la policía local que no moviera el cadáver de donde se encontraba, puesto bajo una discreta vigilancia. Pocas horas después, un coche aparcaba en un puente cercano al punto en el E ran los últimos días de 1989 y el agente federal Gregg McCrary, de la Unidad de Investigaciones Auxiliares, llevaba meses trabajando sobre la muerte