Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE Costa Polvoranca de Alcorcón- -la apalizaron en una discoteca light del madrileño barrio de Alonso Martínez, después de que un grupo de chicas la intentaran robar el bolso. Ocurrió dentro de la sala Milenio según reza en la entrada que aún conserva junto a las denuncias presentadas en su día y en la que se puede leer Milenio, Pelayo 59. Noche. 800 Pesetas. Horario de 24: 00 a 5: 30 H. Las bebidas especiales llevan un suplemento de 200 pesetas. Válido exclusivamente para el día de la fecha Exactamente el 15 de febrero del año en curso, aunque por el texto literal del ticket expedido parezca una entrada del siglo pasado, y desde luego adquirida por un adulto y no por una niña de 16 años que accede a una sala sin alcohol de seis a diez de la noche. Había ido con dos amigas. Nos pusimos a bailar en un corro. De repente se acercó una chica rubia con flequillo y me gritó dame el bolso No entendía nada. Lo cogí fuerte y entonces me agarró del pelo hasta tirarme al suelo. Otras ocho chicas se echaron sobre mí. La cara me escocía. Me defendía como podía... Te voy a rajar te voy a matar me gritaba mientras me golpeaba. Vinieron los puertas nos sujetaron y me empujaron hacia el piso de abajo donde había un baño. Y allí, delante de la que me había tirado al suelo, me obligaron a abrir el bolso. ¿Cómo era posible que después de haberme abierto la cara, de haberme intentado robar, de haberme pateado la cabeza esos tipos de seguridad siguieran el rollo a la que me había atacado? ¿Por qué nadie llamó a la policía? No sabía qué hacer... Tenía la cara llena de heridas, estaba llorando, super agobiada... Temblaba, pero era por los nervios. Sabemos donde vives y vamos a ir Te voy a rajar YOLANDA CARDO na- -y se desayunó con la paliza mortal en el Balcón de Rosales. Pensé, lo primero, en la madre de Ussía, en sus amigos... Sales con ellos un sábado por la noche y vuelves con uno menos... Te matan a un amigo... No sé, pensé en todo eso, en la sensación de impotencia de su familia, en la tristeza de su madre al ver que su hijo no había llegado... Y pensé en que ahora habría más padres preocupados pensando que a partir de ese momento corremos más peligro. Pero el sábado fue como el viernes... La gente es como es, y lo es siempre, y desde hace mucho. ¿Es que sólo os dais cuenta de lo que pasa cuando matan a un chico? ¡Es tan triste! Álex tragó bilis cuando en febrero de 2008- -para entonces la Comunidad de Madrid ya tenía su primer asesinado del año a la puerta de un local de ocio, esta vez a cuchilladas y palos por los porteros de una sala latina en la tristemente famosa a por ti fue lo último que me dijeron dentro, porque los puertas las sacaron a la calle. Y ellas allí se quedaron esperando a que saliera. Alguien dijo a una chica grande que trabajaba allí, creo que era una camarera, que me acompañara afuera porque la cosa no pintaba bien. Pero a la salida no sólo estaban ellas, sino que se habían juntado con otros cuatro chicos mayores, de unos veinte años. Y según salí se tiraron a por mí, me arrancaron las asas del bolso, me golpearon. La camarera les gritó que pararan y a una incluso la llamó por su nombre. Pero el grupo no cedía. Escapé y corrí con todas mis fuerzas hasta el metro. ¿Por qué los puertas no hicieron nada por protegernos ni a mí ni a mis amigas? ¿Pero, por qué no llamaron a la Policía? Yo no podía pensar, sólo lloraba, tenía sangre en la cara, estaba muy asustada, ¡no pensaba! Corrí y corrí hasta el andén. Se me acercó una mujer. ¿Pero quién te ha hecho esto? Le dije unas con pinta de gitanas Vaya estupidez. ¿Cómo pude decir una cosa tan idiota? Esa mujer que sacó de su bolso algo con lo que limpiarme la cara sí era gitana. No te preocupes hija me acompañó. Rápido llegó el tren, me subí. Iba temblando, no sabía lo que me habían hecho, sentía la cabeza llena de bultos, la sangre en la cara y cada vez que me tocaba el pelo se me caía a mechones. También estaba asustada por llegar a mi casa, ver a mi madre... -por primera vez las lágrimas inundan los inmensos ojos verdes de Álex- Además, creía que me iban a regañar. Diez paradas más allá me bajé. Un amigo venía a buscarme No sentí que me fueran a matar. No sé, si se me hubiera echado encima una persona que pesa 150 kilos y mide 1,80 sí me hubiera da (Pasa a la página siguiente) La Cubierta de Leganés: Degollado tras una pelea Mayo de 2008. Una violenta trifulca tras una noche de fiesta acabó con la vida de Bruno Sánchez Ortega, de 19 años. La pelea tuvo lugar en la discoteca Malibú, local de copas situado en La Cubierta de Leganés (Madrid) Cerca de las 05.30 de la madrugada, un grupo de jóvenes se enzarzó en una riña con unos jóvenes gitanos. La gresca prosiguió fuera de la discoteca, donde Bruno perdió la vida tras recibir una certera puñalada. ABC Plaza de toros de Leganés, La Cubierta lugar de la pelea ÁNGEL DE ANTONIO