Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 11 08 ACTUALIDAD se sientan hoy 57 diputados y, según proyecciones para las euroelecciones de junio, podrían convertirse en 70 incluso formando dos grupos parlamentarios distintos, con una cierta distorsión de los procedimientos de la euro- cámara. Ahí se arremolinan ahora grupos constitutivamente de extrema- derecha junto a movimientos populistas que suman anti- inmigración y euroescepticismo. Ahora sumarán pánico por la crisis financiera y los efectos sociales del desempleo masivo. Almuerzos de fusión n los cubículos gastronómicos de la fusión gastronómica un rumor de jóvenes ejecutivos aísla los rostros arrobados de algún neófito fascinado por los sabores del sushi limeño. Hay quien sale como catecúmeno entusiasmado con la nueva verdad, mientras tras la barra opera, como un autómata sintoísta, el sushiman con su cuchillería de Jack el Destripador. Hasta cuándo pueda durar la moda de la cocina fusión es una incógnita pero incluso el más escéptico puede llevarse una sorpresa con la tempura de langostinos con salsa tigre, el carpaccio de pulpo con salsa de miso y las huevas de pez volador. E Machu Pichu este simpático perro peruano sin pelo, es perfecto para los niños alérgicos. Sus dueños se lo ofrecen a Obama AP LA SEMANA EN UN BLOC Defensa de sus señorías l Congreso de los Diputados responde de modo positivo a la fase histórica de parlamentarismo racionalizado. Ahora hay quien se fija mucho en el hemiciclo cuando está casi vacío. Así se puede caer en el anti- parlamentarismo fácil. La misma imagen se obtendría en parlamentos tan antiguos como el británico o de nuevo cuño, como el europeo, entre Bruselas y Estrasburgo. La mayoría de sus señorías están participando en alguna comisión o en sus despachos, trabajando y siguiendo las sesiones por circuito cerrado. Van a votar cuando se les requiere: lógicamente, a veces es tal el embrollo de enmiendas que se equivocan al votar. Consultan a expertos, tienen que recibir a electores, a grupos representativos, a gentes que creen que los representantes de la soberanía popular están ahí para escuchar sus cuitas y transmitirlas al ágora de la nación. También hay diputadosjeta, expertos en escaqueo y conspiradores de guardia pero, en conjunto, sus señorías dan la cara, no cobran mucho y trabajan largas horas. E VALENTÍ PUIG ces de misión en España y describe el enfrentamiento de la opinión pública, republicanos y socialistas con la causa aliada, los liberales a medias y conservadores, clero, aristocracia y ejército en posición germanófila. Propone convencer a firmas de prestigio. Elogia las crónicas que desde Berlín envía a ABC- -entonces neutralista- -el corresponsal Azepeitina. Millones de jóvenes europeos habían muerto en los campos de batalla. Lo mejor de Europa se desangró en las trincheras. Solo en Verdún, más de medio millón en casi medio año de combate aniquilador. Todo había comenzado en Serbia. La revolución bolchevique asesinó a los Romanov. Se fueron al garete el imperio austro- húngaro y el otomano. En las claúsulas del tratado de Versalles- -impulsado por un inestable presidente Woodrow Wilson y rechazado por el Senado de los Estados Unidos- -se colaron los gérmenes de la Segunda Guerra Mundial. Subrepticiamente, Alemania se rearmó. Fracasa la república de Weimar y Hitler se acerca al poder. La Segunda Guerra Mundial prologa la guerra fría. Más sobre Obama L os Obama andan buscando un chucho para que les haga compañía en la Casa Blanca. El perro faldero de Barbara Bush incluso publicó un libro. A Obama, con mucha mesura y de vez en cuando, le gusta un vaso de tinto de California. En Honolulu toma el chile muy picante, un plato que le gusta cocinar en casa; en Chicago, la pizza pepperoni Usaba un Apple MacBook para chatear con la familia durante la campaña electoral. Dedica tiempo a ver las entradas de su Blackberry Suerte tiene de no asistir a la cumbre económica de Washington. Las ideas de Ideas o hace falta comparar las propuestas de la fundación socialista Ideas con las de Angela Merkel para abatirse ante la aportación de Zapatero a la cumbre de Washington. Un argumentario tan primario y demagógico por fuerza tiene que dejar estupefacto a Gordon Brown, a un laborista holandés o a un socialdemócrata alemán. El fiasco de la primera oportunidad de la fundación que dirige Caldera alcanza a todos los españoles. El presidente Zapatero quiso estar en el encuentro de Washington y la ciudadanía entendió que así debía ser. Otra cosa es que se le haya ocurrido decir algo. N Guerra tras guerra H ace noventa años que acabó la Gran Guerra que, tras 44 años de paz, fue para Europa la guerra que iba a acabar con las guerras. En la España neutral, aliadófilos y germanófilos se daban de trompazos. El futuro almirante Canaris, jefe del contraespionaje alemán en el Tercer Reich, está enton- N Más derecha radical oventa años después del armisticio, firmado en el mismo vagón en el que en 1940 se firmaría el armisticio entre Francia y Alemania, la recesión económica- -ya oficial en Alemania- -puede aumentar el número de escaños ocupado por la extrema derecha en el Parlamento Europeo. En el extremo derecho del hemiciclo europeo vpuig abc. es