Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 D 7 LOS DOMINGOS DE Memoria Los moros de Franco Los supervivientes, los hijos y huérfanos de las decenas de miles de marroquíes que combatieron en la Guerra Civil reclaman también su memoria histórica TEXTO Y FOTOS: LUIS DE VEGA N o lo duda un instante y, convencido de que sus palabras no estarán a la altura de su gesto, se descalza y se quita los calcetines. De nada sirve el intento del periodista, que acaba de conocerlo hace menos de dos minutos, para que se detenga. Parece que lleva esperando este momento desde hace años, décadas... nada menos que desde 1937. Jelloul Allal puede dudar de su edad, que no conoce más que de manera aproximada, pero de lo que no duda es de que una parte de su cuerpo se quedó en España. Los diez dedos de sus pies no aguantaron el frío de la batalla de Teruel y le fueron amputados por congelación. Esos muñones, que le acompañan desde que era menor de edad, es lo que tanto ansiaba enseñar como prueba irrefutable de su entrega, al igual que decenas de miles de compatriotas que también resultaron mutilados, heridos o murieron como ex combatientes en la Guerra Civil española sin haber contado nunca con la nacionalidad. Al olor sin duda de las operaciones que lidera el juez Baltasar Garzón en España, varios colectivos se han unido en Marruecos para tratar de rendir cuentas también. El secretario general de la Asociación Nacional de Antiguos Combatientes no está sin embargo al tanto de esta iniciativa presentada en Rabat hace unos días por el denominado Centro de la Memoria Común y el Porvenir. Eso sí, El Amine Rquibate considera que algún día se tendrá que hacer justicia con los marroquíes que sirvieron a España incluso antes del franquismo Me parece bien que se quieran aclarar los crímenes. También los de nuestra parte reconoce Paqui (Pasa a siguiente página) Jelloul Allal, de 92 años, combatió cuando era menor de edad en la Guerra Civil española