Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
9 11 08 FIRMAS sión económica. Van anchas por la acera, confiadas como una cuadrilla, recién desempaquetadas de la adolescencia y con un diploma de informática por horas. En estos casos, al jefe se le considera cansino, mirón, tripudo, insoportable o- -como repite teatralmente una de las tres- patético, patético, patético Últimamente, lo que se dice patético, patético, lo somos todos. Si pasa el vendaval financiero, lo que los políticos tendrán entre manos será una recesión brutal, la primera de la globalización EFE LA SEMANA EN UN BLOC Racionalidad monárquica Oscilaciones del Ibex a izquierda congénitamente radical y la que lo es pero lo disimula han visto en la crisis financiera el resquicio para replantear tesis alternativas al sistema capitalista. Unos días antes, la izquierda posible discurseaba sobre la adaptación al mundo globalizado y de repente aparece la tentación anticapitalista, una nueva formulación anti- sistema. A la vuelta de la esquina, entró en escena un nuevo populismo neocomunista al que se encaraman Chávez y el peronismo, los troskistas franceses, Le monde diplomatique y lo que quedaba del altermundialismo después de los coffee- breaks mixtos en Davos. Si la post- socialdemocracia abraza ese estandarte, habrá retornado al callejón sin salida del irrealismo. Su oportunidad está en proyectar soluciones, como hizo el laborista Gordon Brown pillando al centro- derecha europeo más que amedrentado. Si pasa el vendaval financiero, lo que los políticos tendrán entre manos será una recesión brutal, la primera de la globalización, de la eurozona y de la Europa ampliada. De evaporarse los ahorros de las clases medias, el populismo está servido. C VALENTÍ PUIG ada vez que en algún episodio de la vida pública parece quedar involucrada la institución monárquica- -caricaturas de El jueves biografía de la Reina Doña Sofía- -se constata que la sociedad española está con la familia real, pero al constatarlo quizás se olvida que esa ósmosis tiene un fundamento de racionalidad histórica. Si en ocasiones la derecha actúa con torpeza y los monárquicos de toda la vida sucumben a la frivolidad del chisgarabís, en la izquierda rupturista hay una nostalgia republicana infantilista y adánica, radicalmente al margen de una experiencia histórica que avala la operatividad de las monarquías parlamentarias. Esa hubiese sido posiblemente la solución para Yugoslavia y también para Afganistán. Las no pocas monarquías europeas en vigencia demuestran que el hecho hereditario aporta estabilidad, continuum Victor Manuel III de Italia hizo arrestar a Mussolini. De haber invadido Gran Bretaña, Napoleón pretendía cambiar la monarquía por la república. Acabó en la isla de Santa Helena. Churchill explica que, después de la Primera Guerra Mundial, fue el prejuicio anti- monárquico norteamericano lo que impidió una monarquía alemana constitucional cuyo soberano hubiese sido un nieto del Kaiser con Consejo de Regencia, evitándose el vacío que significó para muchos alemanes una república de Weimar que sentían impuesta por los vencedores. L bama ha asumido su victoria con un discurso de impacto emocional muy efectivo. Es algo más que elocuencia. Lanzó una batería de mensajes muy milimetrados. Ya se verá si va a ser capaz de gestionar la crisis que ha llevado a millones de norteamericanos a votarle. Expectativas, en exceso: impulso, lo tiene. McCain reconoce la victoria de Obama con la dignidad de un gran hombre. En una gran democracia la palabra cuenta y no ha podido ser devaluada por el sound bite y la demoscopia. En la América de siempre, el pescador tira del carrete en la rumorosa corriente plateada, como los personajes de Mark Twain se tumbaban junto a un meandro del gran río ajeno a la política y a la turbulencia histórica, transparente al zigzag de una trucha. Algo más que elocuencia O l título de profesor es el único que merezco, pues un profesor no es un pensador, sino que transmite el pensamiento de otros respondió Norberto Bobbio cuando, al cumplir 90 años, le preguntaron si prefería ser considerado un filósofo, un político o un catedrático. La respuesta del hombre que encarnó durante medio siglo la conciencia crítica de Italia no era falsa humildad sino honradez intelectual. El gran filósofo del derecho falleció ayer a los noventa y cuatro años en el hospital Le Molinette de Turín, a causa de una pulmonía que le había sumido en la inconsciencia el pasado miércoles. Le acompañaba. E El autónomo no cuenta En Caja Madrid i extrapolamos las circunstancias políticas del culebrón de Caja Madrid resulta que a la larga quizás nos afecte más la aproximación entre la China continental y Taiwán. El gran megáfono de los mentideros políticos de Madrid- -hoy con sede mayoritaria en internet- -dispara la dimensión de las cosas con escaso control. Por involuntaria que sea tal consecuencia, no habría momento más inadecuado para sugerir al hombre de la calle desconfianza respecto a una gran caja de ahorros. La política construye; también corroe. Política del afecto, política del interés. vpuig abc. es S Mediodía con software as tres auxiliares administrativas salen de comprar sus chucherías reposteras para el almuerzo y entran a aprovisionarse de café- café. Alzan la voz bajo el sol otoñal. Son dicharacheras y algo procaces. Sobre todo, ríen, como majas retozando en el corral de comedias. Todavía no saben lo que es una rece- L