Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8- 9 D 7 LOS DOMINGOS DE l barrio de Saint- Michel, donde se encuentra la sede central del Circo del Sol, está tan lejos del centro de Montreal que incluso a los taxistas les cuesta encontrar el camino correcto. Es un edificio impresionante, que ocupa una superficie de 75.000 metros cuadrados en un lugar que fue vertedero en el pasado- -algunas instalaciones de la zona utilizan los gases que desprenden los antiguos residuos y los convierten en energía- -y que hoy forma parte de un complejo de las artes circenses denominado Tohu. Cercanas a las instalaciones del Circo del Sol se encuentran la sede de En Piste, una organización de profesionales de las artes circenses de Montreal, y la Escuela de Circo Nacional. Está situado en la Segunda Avenida, en el 8400, número elegido para evocar el año de la creación de la compañía, 1984. Entonces, la compañía la conformaba una veintena de artistas callejeros; hoy trabajan para el Cirque du Soleil (el nombre es ya una marca) cuatro mil personas de cuarenta nacionalidades diferentes. De ellas, mil ochocientas lo hacen en la sede de Montreal. El cuartel general es un auténtico laboratorio. Allí están las oficinas de los distintos departamentos, los talleres donde se confeccionan todos los trajes de las dieciocho producciones que tiene actualmente el Circo del Sol en todo el mundo, y varios estudios donde se ensaya cada nuevo espectáculo y donde se desarrollan los trabajos de formación de nuevos artistas. Y es que antes de incorporarse al Circo del Sol, los aspirantes tienen que pasar un periodo de formación de aproximadamente seis meses en Montreal. Cuando termine 2008 habrán pasado por estos estudios unos quinientos artistas. Aproximadamente un quince por ciento habrá logrado un contrato para actuar con el Circo del Sol. Uno de ellos es Roberto Reyes, un gimnasta mexicano a quien descubrió uno de los cazatalentos del circo durante un campeonato de cama elástica en Quebec. Ya de vuelva en México, se presentó a una audición de la compañía y fue seleccionado para realizar en Montreal el período de formación: aunque yo soy gimnasta, he trabajado en los mástiles chinos, en el trapecio ruso... Es un aprendizaje muy completo dice Roberto, a quien hace unas pocas semanas le han dado la alegría de su vida: ha conseguido un contrato para trabajar en la nueva producción que el Circo presentará en Las Vegas el año próximo, y que estará basado en las canciones de Elvis Presley. Siempre estamos dispuestos a sorprendernos- -asegura Philippe Agogué, uno de los responsa (Pasa a la página siguiente) E Dispuestos a la sorpresa El artista mexicano Roberto Reyes, durante uno de los entrenamientos en la sede del Circo del Sol La fábrica de fantasías En apenas un cuarto de siglo, el Circo del Sol- -que el jueves presenta en Madrid Varekai -ha pasado de ser una compañía de artistas callejeros a una poderosa multinacional del espectáculo. ABC estuvo en su cuartel general en Montreal TEXTO: JULIO BRAVO. FOTOS: ÁNGEL DE ANTONIO ENVIADOS ESPECIALES A MONTREAL Circo del Sol