Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
9 11 08 EN PORTADA Rahm Emanuel, alias Rahmbo jefe de gabinete de Obama, en una imagen del pasado junio, durante una campaña electoral en la que tuvo un relevante papel POR DANIEL UREÑA ANALISTA Y CONSULTOR POLÍTICO arack Obama pasará a la Historia por lo que política y socialmente supone que un afroamericano sea el presidente de Estados Unidos. Pero también porque su campaña va a ser considerada un modelo en los manuales de comunicación electoral. Muchos políticos de todo el mundo habrán caído en la cuenta de que en la sociedad del siglo XXI, donde Internet y la televisión tienen un papel fundamental, la forma de hacer política ha cambiado. Obama se ha convertido en pocos meses en una de las marcas más conocidas en todos los rincones del planeta. Desde los tiempos de Kennedy no se veía un fenómeno similar, pero hoy, gracias a la Red, su impacto se ha multiplicado mucho más. El interés desbordado con que se han seguido las elecciones americanas de este año no tiene precedentes, y tiene mucho que ver con el candidato demócrata. Su éxito se debe al propio Obama, a su carisma, su idealismo y su oratoria. Pero una parte muy importante del mérito hay que atribuírselo a su equipo de asesores, que ha sabido pulir el diamante en bruto que tenía ante sí. Los consultores políticos, durante las campañas, deben estar en la sombra, en un papel secundario propio del director de orquesta, pero en los medios de comunicación despierta siempre una gran atracción la trastienda de lo que rodea al líder. David Axelrod ha sido uno de los culpables del fenómeno Obama. Si Karl Rove fue el arquitecto de la gran victoria republicana de 2004; Axelrod ha sido el narrador de Obama, tal y como lo definió el New York Times. Nacido en 1955 en Manhattan, Nueva York, se crió en una familia de origen judío en la que vivió desde muy joven su pasión por la política. La fugaz presidencia de John F. Kennedy la vio desde los ojos de un niño, que quedó impactado al igual que la sociedad americana de la época. De hecho, Axelrod recuerda cómo a los 13 años ya vendía chapas de Robert Kennedy. Cuarenta años después ese niño de Nueva York ha sido uno de los cerebros de un movimiento civil que bebe directamente de la leyenda de los Kennedy. Si JFK fue el primer político que comprendió el poder de la televisión, Barack Obama ha sido el primer político que llega a la Casa Blanca gracias a internet. Axelrod conoce muy bien a Obama. Con 27 años empezó a trabajar como periodista en el Chicago Tribune, cubriendo las noticias del Junto a Obama Los estrategas de la victoria B La movilización de las bases de Howard Dean en 2003 y la activación de las comunidades evangélicas diseñada por Karl Rove sirvieron de inspiración a los asesores de Obama