Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46- 47 D 7 LOS DOMINGOS DE go de piel o, por lo menos, con cuellos y puños de animales, de la misma manera que asistió a alguna corrida de toros, en seguida decidió que ni volvería a los ruedos ni se pondría más abrigos de piel. Amante de los animales, su defensa no sólo se queda en las cosas del vestir sino que también se sabe que es vegetariana, algo que comparte con su hermana Doña Irene y su hija Doña Cristina. Como curiosidad, siempre se ha comentado que tampoco es amiga de colocarse sombreros ni pamelas puesto que se ve mejor con la cabeza despejada, salvo cuando luce mantilla española o las impresionantes tiaras que lleva en las ceremonias de gala. En cuanto a sus gustos, le encantan los colores vivos, alegres, y de ahí que en los momentos clave de su vida haya lucido vestidos lisos de llamativos tonos. De rosa capote fue a la proclamación del Rey y de verde agua cinco días después al acto de exaltación de la Monarquía con una misa en los Jerónimos y una recepción en el Palacio Real. Conocedora del protocolo mejor que nadie, la Reina siempre ha sabido en qué momento debía ponerse según qué joyas. Desde el lazo de la orden dinástica de la Reina María Luisa, que evitó en los primeros años, hasta la diadema convertible en collar que le regaló Franco por su compromiso nup- cial, a la que le regaló su madre la Reina Federica, heredada de su abuela, y que años después lució su nuera, Doña Letizia, en su enlace. Pero cuando Doña Sofía no tiene que lucir las valiosas joyas que lleva en las bodas y recepciones oficiales de gala es cuando aprovecha para llevar en su cuello y manos lo que ya es una colección amplísima de amuletos. Los populares ojos turcos u ojos azules que protegen a quien los lleva los luce en abundancia en forma de gargantilla o pulsera. Para la Reina los complementos son fundamentales en su vestir. Le gustan los bolsos de Chanel o Loewe, y marca tendencia con algunos modelos que luce, como este pasado verano, cuando llevó un minúsculo modelo en forma de bandolera. En las largas recepciones suele gastar zapatos de salón con tacón medio y hechos a medida a juego de los trajes. En los últimos tiempos, a la Reina le gusta completar sus trajes con cómodas pashminas que la envuelven y vestidos de gala que recuerdan a las túnicas helénicas. Se ha dicho que el estilo de Doña Sofía fue el mejor ejemplo para Doña Letizia cuando se comprometió con el Príncipe, y de ahí que en sus primeras apariciones intentara parecerse a la Reina hasta que entendió que tenía que encontrar su propio estilo. Tal y como en su día hizo también Doña Sofía. Majestad: Aunque nacida griega, la Reina es España. Nadie como ella ha sabido entendernos en nuestros aciertos y en nuestras locuras. Nadie como ella ha vibrado con los éxitos individuales o colectivos. Nadie como ella se ha emocionado, hasta las lágrimas incluso, ante las desgracias provocadas o fortuitas que de vez en cuando nos zarandean. Nadie como ella, en fin, ha sabido ganarse el respeto, la admiración incluso, de un pueblo tan propenso al disparate cainita. En el imaginario colectivo español, en el sentir popular más allá de clases sociales o procedencias geográficas, Doña Sofía ha calado hasta lo más hondo. Son ya muchos los años, muchos los paisajes, muchas las distancias recorridas las que me lo hicieron saber: la Reina es la encarnadura de nuestra nación. Como español que vive los más de sus días fuera del país, puedo constatar el sincero aprecio que sienten por nuestros Reyes en los lugares más dispares del planeta. Y el especial protagonismo de Doña Sofía, nacido de la cálida humanidad con la que se muestra, sin perder por ello un ápice de la dignidad propia de la alta responsabilidad que representa. Todo un orgullo para quienes nos sentimos españoles de dentro y de fuera. Personalmente he tenido la oportunidad y el honor de ser recibido o haber coincidido con Doña Sofía en distintos momentos y con diferentes motivos. Son muchos los recuerdos. Hoy, pasado el tiempo, cuando la joven Princesa es ya Reina que se mira en sus nietos, deseo expresarle mi más profundo reconocimiento y el deseo de una larga vida. Por su familia. Por todos. Julio Iglesias Cantante Doña Sofía con un look muy de los años 60 FOTOS: ABC