Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2 11 08 70 ANIVERSARIO Doña Sofía sube en burro a la acrópolis y fortaleza de Lindos, en Rodas, durante su primera visita como Reina de España a esta isla en mayo de 2008 El regreso TEXTO BEGOÑA CASTIELLA ras su boda en 1962 la Princesa Sofía- -pronto convertida en Princesa de España- -siguió visitando con frecuencia su país de origen. Acompañó a su padre, el Rey Pablo, durante su enfermedad, y a su madre al enviudar en marzo de 1964. Con el nacimiento de las Infantas, viajó con ellas a visitar a la Reina Federica quien, tras la coronación de su hijo Constantino, regresó al Palacio de Psijicó. Justamente allí se encontraba Una Grecia entre dos siglos La Reina ha vuelto siempre que ha podido a Grecia, donde ha redescubierto con emoción los lugares en los que creció, y ha visitado con incansable curiosidad las raíces de tan antigua civilización la delicada situación en la que se encontraba. Ante los ojos de la sociedad griega, el Rey Constantino se presentaba como quien legalizó con su firma a la Junta Militar. Ocho meses después intentó un contragolpe que fracasó y se vio obligado marchar al exilio con su familia. Antes de aquella partida, no obstante, la Princesa Sofía aún tendría ocasión de regresar a Grecia para asistir al bautizo del Príncipe Pablo, segundo de los hijos de los Reyes Constantino y Ana María. Doña Sofía ya no volvería a pisar tierra griega hasta su viaje oficial de mayo de 1998, si exceptuamos unas escasas y dolorosas horas en 1981 en las que asistió al entierro de su madre, la Reina Federica, fallecida el 6 de febrero en Madrid. Doña Sofía viajó en avión a Atenas junto al féretro en compañía de sus hermanos e hijos. Las T la Princesa Sofía con ocasión del cumpleaños de la Reina Federica, un 18 de abril de 1967, cuando ocurrió el golpe de Estado el 21 de abril. De cómo transcurrieron aquellos días habló la Princesa Irene en el programa de televisión Protagonistas Estaban las tres junto a las Infantas en Psijicó cuando les llegó el aviso de que algo ocurría y, por si había dudas, enseguida encontraron el jardín rodeado de soldados... Doña Sofía regresó a Madrid. Pero la familia no tardaría en descubrir