Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 D 7 LOS DOMINGOS DE Doña Sofía, en la imagen a la caña del velero Bribón asegura que ahora, como Reina, se siente más libre que cuando era Princesa llones de Zarzuela, abrí la puerta, entró y me adoptó (risas) Después tuvo gatitos y ahora están ya todos esterilizados y tranquilos. También tengo un loro gris, que apenas habla, y tortugas de tierra Relata la Reina que en Zarzuela hay un cementerio de perros, con la foto de cada uno encima de su tumba y que el Rey tiene dos perros de caza, uno de ellos es un golden retriver. El pasado mes de enero, el Rey cumplió setenta años y el Príncipe cuarenta. Esta coincidencia llevó a Doña Sofía a pensar: Qué bien, nadie se acordará del mío Lógicamente, no ha sido así: ni su familia ni sus amigos ni los medios de comunicación han pasado por alto esta fecha. No obstante, la Reina insiste: Que conste que al cumplir los setenta no espero nada asegura. De todos sus cumpleaños, recuerda cuando cumplió nueve por esas cosas de niños, que dije: este día que no se me olvide, y así ha sido También recuerdo cuando cumplí cuarenta, porque el Rey organizó una fiesta sorpresa. Cumplir cuarenta es peor que cumplir setenta (risas) Yo tenía gripe, pero me invitaron a casa de Doña Pilar y me dijeron que me pusiera guapa. En broma, me puse todo lo que tenía (collares, broches... porque pensaba que íbamos a estar solos. Llegamos a una salita y, de repente, abrieron la puerta del comedor y apareció todo el mundo que yo conocía, incluso primos que no veía desde hacía años. Fue muy emocionante Entre todas las personas que ha conocido la Reina a lo largo de su vida, hay una cuya obra le llamó especialmente la atención: Conocí a Muhammad Yunnus durante un almuerzo en Bélgica, en un foro de la mujer rural. Estábamos sentados a la misma mesa, pero yo no sabía quién era él. El vicepresidente del Banco Mundial, que ahora es director de la Biblioteca de Alejandría (en referencia a Ismail Serageldin) me contó lo que hacía y me lo presentó. Estuve hablando con Yunnus y le pedí un folleto de lo que hacía, pero me dijo que no me iba a servir. Mejor, véngase a verlo insistió. Y fui varias veces Después de visitar en helicóptero los proyectos de Yunnus, Doña Sofía empezó a asistir a las reuniones sobre microcréditos, donde conoció las experiencias de personas que habían pasado una semana viviendo en un proyecto. Yo quería hacerlo también, pero no me dejaron explicó. Doña Sofía se muestra impresionada por el trabajo solidario que realizan muchos jóvenes. Hay muchos cooperantes españoles por el mundo y su labor es admirable, es impresionante. No es fácil vivir en algunos lugares, cuando después de coger un avión aún te quedan horas de viaje en coche pa- La Reina con los Duques de Palma en los Juegos Olímpicos de Pekín REUTERS allí, se trasladaron a Calcuta, pero para ello tenían que hacer varias horas de vuelo. Nosotros decidimos dormir en Taca (Bangladesh) que está a apenas veinte minutos de Calcuta. Cuando aterrizamos aquella mañana, nos quedamos esperando en la pista a que llegara la comitiva, que no aparecía. Sólo se veía un coche y resultó que esa era toda la comitiva. Nos subimos en él y a mitad de camino aquel coche empezó a hacer ruidos y se paró (risas) Al final, nos tuvimos que subir todos en el coche de la Policía (que daba escolta) y así llegamos Junto a la solidaridad, la Reina presta también un constante apoyo a los deportistas españoles. El deporte une mucho afirma. Aunque reconoce que no es muy aficionada al fútbol, sí disfruta con las finales emocionantes y considera que los de Barcelona fueron los mejores Juegos Olímpicos Hablando de deporte recuerda su intervención ante el Comité Olímpico Internacional, reunido en Singapur, cuando defendió la candidatura de Madrid para 2012. Sentí que todo el mundo estaba pendiente de mí. Habíamos preparado dos o tres veces mi intervención, pero estaba algo nerviosa. Un poco antes de que me tocara hablar, salí de la sala y en un pasillo me tropecé con unos cables que había en el suelo y me caí. Me fui moviendo poco a poco y, cuando comprobé que no me había roto ningún hueso, me levanté, regresé y hablé. Madrid era una candidatura muy buena, pero también Londres La Reina recuerda otra anécdota ocurrida en Singapur, donde también intervino el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg. Le felicité por el discurso y me dijo: Gracias, pero sólo le ha gustado a usted y a mi madre Luego supo quién era yo y me vino a dar las gracias El día que conoció a Yunnus El deporte une mucho Doña Sofía, con un bebé en brazos en una de las islas más pobres de Indonesia ra llegar a una pequeña aldea... A veces te sientes tan lejos y piensas: qué puedo hacer Otra persona que marcó a la Reina fue la madre Teresa de Calcuta. Era pequeña y frágil. Por su forma de ser, tan sencilla, no le hubiera gustado el funeral que le oficiaron afirma. Recuerda Doña Sofía una anécdota acontecida durante el viaje a la India a las exequias de la religiosa. Casi todos los asistentes fueron a Nueva Delhi y, desde REUTERS ABC Uno nunca se jubila de la actitud. Yo disfruto de todo. No hay que perder las ilusiones, porque hay tanto que aprender... Nunca se deja de aprender