Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 10 08 ASÍ LO CONTÓ ABC 28 DE OCTUBRE Y 4 DE NOVIEMBRE DE 1958. Se cumplen 50 años de la elección y posterior coronación de Juan XXIII como Papa. Fueron acontecimientos vividos con gran expectación en todo el orbe. ABC realizó en ambas fechas un amplio despliegue El Papa de la sencillez ublicamos en estas páginas dos resúmenes de las crónicas de Julián Cortés- Cavanillas con motivo de la elección y coronación del cardenal Angelo Giuseppe Roncalli como Papa. P 29- 10- 1958 ¡Viva Juan XXIII! ¡Habemus Papam! Primero, la densa multitud de cerca de medio millón de personas ha gritado, ante la suavísima y brevísima espiral de humo blanco, que ha surgido a las 5,10 de la tarde, un fuerte y prolongado ¡Viva el Papa! mientras la cándida voluta se disolvió, sin volver a reproducirse, en un asombroso horizonte violeta, signo del color y del calor de esta jornada decisiva del 28 de octubre, en que, como un presagio de encendida esperanza, la primavera había despojado de su corona al otoño, revistiéndolo de azahares. Pero después, cuando el enigma del nombre fue disuelto por la voz estreme- cida del cardenal protodiácono con la fórmula de Nuntio vobis gaudium magnum. Habemus Papam Eminentissimum ac Reverendissimum Dominum Cardinalem Angelo Giuseppe Roncalli, qui sibi nomen imposuit Iohannes XXIII volvió a gritarse ¡Viva el Papa! mientras el nombre latino de Ihoannes se descifraba en todas las lenguas: en Juan, en Giovanni, en John, en Jan y en Johann, cerrándose en aclamación imponente que resonaba en todo el mundo de ¡Viva Juan XXIII! evidentemente más bella en la lengua de Cervantes que en ninguna otra. Anoche di fin a mi crónica augurando que el día de hoy, 28 de octubre, fuera decisivo. Éste es un Papa completo, por su profundidad religiosa, por su mística amplitud, por su densa cultura teológica y humanística, por su larga y probada experiencia diplomática, por su conocimiento de los idiomas y por la elevación de su mente en la órbita de todos los grandes problemas humanos. Porque humano,