Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 10 08 EN PORTADA Ciudadanos en paro esperan en la cola de la oficina de empleo de San José (California) La clase media se siente cada vez más insegura y asustada ante el futuro Fin de era El sueño americano, en crisis POR ALFONSO ARMADA WINSTON- SALEM (CAROLINA DEL NORTE) ué ocurre si eres Tom Henderson y te has tirado más de veinte años trabajando en una fábrica, propiciando la degeneración de cada parte insustituible de tu cuerpo a fin de alcanzar el sueño americano, aunque sólo para descubrir al final que el manto de bondad estaba rasgado? Son palabras incrustadas en un libro tan desolador como certero, Crónicas de la América profunda de un escritor de raza llamado Joe Bageant, quien recalca páginas después: El brutal modo en que los trabajadores más laboriosos de América fueron históricamente forzados a interiorizar los valores de los gánsters capitalistas es algo que a la izquierda se le escapa, y salvo contadas excepciones la izquierda tampoco entiende nada acerca de cómo este sistema político y económico ha machacado a golpe de martillo hasta ¿Q la humanidad misma de los trabajadores corrientes Buena parte de esa masa de trabajadores blancos empobrecidos, pero patriotas, que desdeñan los sindicatos y tachaban los subsidios sociales y la sanidad universal como socialismo fueron los que contribuyeron a la doble victoria de Bush. La crisis los está castigando como al que más. De su comportamiento el 4 de noviembre depende que la victoria se incline del lado de Obama o de John McCain. Para Bageant, gran parte de la lucha por recuperar el espíritu de América consiste en sanar las almas de estos americanos y hacer que despierten de esa superabundancia de artículos de consumo y espectáculos que los idiotiza. Consiste en asegurarse de que rechacen la tortura como una actividad propia de héroes y dejen de pensar que los bebés deformados por el uranio empobrecido son solamente el precio de la libertad Por eso acaso resulte pertinente volver a preguntar por lo que queda de ese espíritu, del famoso sueño americano. Estadounidense nacido en Berlín en 1966, piloto de guerra reconvertido en piloto civil, casado con la artista española afincada en Nueva York Gema Álava Crisóstomo, Michael Gallagher da una contundente respuesta a la pregunta de qué queda del sueño americano cuando tantas familias de clase media se las ven y se las desean para no caer en la inseguridad y la miseria: El sueño americano significa cosas distintas para gente diferente. En el sentido de que supone tener en gran estima la libertad individual y la posibilidad de alcanzar el éxito sobre la base del esfuerzo personal, mi respuesta es que sí: el sueño sigue vivo y demostrará que no ha dejado de formar parte de nuestra existencia Pero ante los desafíos a los que se enfrenta EE. UU. (una economía a punto de entrar en profunda recesión, una trágicamente mal dirigida guerra, una política exterior que ha aislado al país, una arcaica política energética, una educación y sistema sanitarios necesitados de radicales reformas... Gallag-