Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22- 23 D 7 LOS DOMINGOS DE presidente de esta nación, asesinado en Dallas, merece discreción y respeto. Ahí va su vida y la de sus dos hijos, que serán hermanastros de los de Onassis, hombre agradable y temperamental, acostumbrado a la dolce vita y al poder decisivo del dinero, como si éste fuese la respuesta final a los problemas de la ambición. La publicidad ha perseguido implacablemente a la bella viuda del presidente Kennedy, mujer retraída e impaciente, como se vio hace dos años en el resonante pleito judicial contra el escritor William Manchester, que escribió, por encargo expreso de la familia, La muerte de un presidente En el último mes de agosto, cuando Jackie y su cuñado Edward Kennedy fueron a la isla de Onassis, en el Jónico, María Callas, que estaba con él, se marchó de mala manera ante la que ella consideraba excesiva atención a la viuda Kennedy. Estas son las circunstancias de la boda de Jackie y ese griego- argentino de las gafas negras y el pelo gris, bajo, nervioso y agresivo, con vocación de rico, hombre de sociedad y audacia, que cuenta que Jacqueline le dijo un día que le gustan los hombres altos y delgados. La sociedad de Washington no sabe esta noche qué decir. En Hyannis Port ha habido largos silencios. La Iglesia católica tiene sus dudas ante la boda del griego divorciado y la viuda católica. Creo que todo esto es triste para una nación que no sabe qué pensar en este momento sobre la que fue su primera y bella dama en los grandes años del kennedismo cuando la ha visto tomar el avión que la llevaba a Grecia, con sus dos hijos de la mano. El enlace Sin el acostumbrado ceremonial, la señora Jacqueline Kennedy se convirtió ayer en la esposa de Aristóteles Onassis. Contrajeron matrimonio en ceremonia ortodoxa griega en la isla Scorpios del mar Jónico, en una pequeña capilla y con la asistencia de unos cuantos parientes y amigos. Inmediatamente después hicieron sus votos con el tradicional baile de Isiah que constituye una especie de marcha en torno a una mesa, que representa al altar, mientras un coro interpretaba canciones y los pocos invitados arrojaban sobre los recién casados arroz y almendras garrapiñadas. Ambos contrayentes fueron simbólicamente coronados con collares de flores de azahar, el tradicional símbolo de fertilidad y pureza, que fue pasado por sus cabezas tres veces por el sacerdote durante la ceremonia, que duró cuarenta y cinco minutos. A la salida de la capilla la pareja tuvo que abrirse paso a través de los periodistas, alguno de los cuales se habían subido incluso al capó del auto de Onassis. El millonario les decía: Calma, calma; no voy a escaparme Después daba comienzo el ágape nocturno, con champán y cena, a bordo del lujoso yate Christina La fiesta ha durado hasta el amanecer. Sin embargo, Onassis rehusó hablar de sus planes acerca de la luna de miel. Como nota curiosa, decir que la novia llegó en un pequeño automóvil un minuto antes de que lo hiciera Onassis, vistiendo un traje de dos piezas en color beige pálido. El novio vestía traje azul y corbata roja. Altos y delgados ha visto tomar, en compañía de sus hijos y dos de sus cuñadas, el avión griego de Onassis que la ha conducido al aeropuerto de Andravida, donde había de recibirla un hombre veintitrés años más viejo, capitán de enormes negocios, amo del dinero y el capricho, ortodoxo griego, divorciado de su primera esposa, Ti- na Livanos, patrón del famoso Christina el yate en que han viajado por los mares del mundo Winston Churchill, la misteriosa Greta Garbo, la diva María Callas y los Kennedy de Massachusetts? Estas situaciones tan personales hay que tratarlas con todo el respeto que merecen. La viuda de John Kennedy, JOSÉ MARÍA MASSIP ABC Arriba, el matrimonio Onassis con Caroline, hija de Jacqueline y John F. Kennedy, después de la ceremonia. En la otra página, el lujoso yate Christina donde tuvo lugar la fiesta nupcial, y el brazalete de oro con dos capricornios decorados con rubíes que regaló el armador a la novia. ABC llevó a su portada un día antes del enlace una bella imagen de Jacqueline en la Feria de Abril de Sevilla. Junto a estas líneas, la pareja durante una entrevista que concedió a la prensa en el yate Christina tras la boda