Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
5 10 08 EL ZOO DE PAPEL ABC Guapos, simpáticos y cantan. High School Musical triunfó en sus dos primeras entregas realizadas para el Disney Channel, y luego sobre los escenarios de medio mundo. Eran musicales inocentes, con chicos guapos y sones ligeros. Ahora estrenan en los cines la tercera película de la saga O. J. Simpson, media vida en los juzgados. Al ex jugador de fútbol americano le acusan ahora de robo a mano armada en un hotel de Las Vegas. En 1995 fue declarado inocente del asesinato de su mujer y del amante de ésta Una noche perfecta Bautizo en la finca de los Ponce Paloma, la hija de Enrique Ponce y Paloma Cuevas, fue bautizada en la catedral de Córdoba. El pasado sábado, una fiesta en esa ciudad subrayó la felicidad de la pareja POR BEATRIZ CORTÁZAR ara cualquier matrimonio la llegada al mundo de su primer hijo es la felicidad más grande. Puede que luego vengan más hijos, que se les quiera igual a todos, pero las sensaciones que se viven la primera vez son las que nunca se olvidan. Por eso hoy el matrimonio Ponce, Enrique y Paloma, son la estampa viva de la felicidad. Vamos, que casi asusta ver a alguien tan dichoso y radiante en unos tiempos donde abundan los problemas. Paloma y Enrique, tanto monta, no pueden ocultar la alegría que tienen en su casa desde que nació su hija Paloma, una bebé sana y preciosa, que hace una semanas recibió las aguas bautismales en la catedral de Córdoba y de ahí que el pasado sábado sus padres lo festejaran con cerca de doscientos amigos en su finca de Córdoba. Y como todo lo que hacen los Ponce, fue una fiesta perfecta, llena de detalles. De entrada la llegada a la casa estuvo precedida por un camino iluminado de velas creando un ambiente muy especial. El interior de la vivienda levantó las admiraciones de todos los asistentes, que hablan sin parar sobre la fantástica decoración, el gusto con el que han puesto todo, el campito de fútbol, el patio andaluz, los jardines... Se nota que Paloma ama vivir en el campo y es que su mano está por todas partes. El pasado sábado celebraron el bautizo de la niña y también el final de temporada del diestro, que sigue amando su gran pasión en la vida que es torear pero cada día le cuesta más separarse de sus dos Palomas. Normal. El matrimonio siempre había confesado que los hijos llegarían cuando Ponce se fuera retirando de los ruedos pero está claro que la niña ya ha nacido y Ponce aún siente que puede aportar mucho en la Fiesta; de ahí que ahora intente reducir el número de corridas, algo que promete todas las temporadas aunque luego los hechos demuestren que hay torero para rato. Pero esa noche se celebró y muy bien el bautizo de su hija y los éxitos de la temporada. Por supuesto estuvieron acompañados de sus padres y hermanos que encima tienen la suerte de que las dos fami- P El matrimonio Ponce, felices con la llegada de su primera hija, Paloma FRANCISCO SECO