Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26- 27 D 7 LOS DOMINGOS DE La villa de Nazaré se La villa de Nazaré se desparrama por la ladera del desparrama por la ladera del monte al pie del acantilado monte al pie del acantilado desde el que vigila Nossa desde el que vigila Nossa Senhora Senhora que sube recto la ladera del monte parece que vaya a caerse de un momento a otro vencido por el peso de cientos de festejantes que ascienden a rendir pleitesía a la Virgen y a disfrutar de la fiesta. Nazaré no ha perdido su encanto. Sus casitas blancas y el olor del pescado secándose al sol traen a la memoria imágenes de una España perdida para siempre, víctima del desarrollo económico y del vértigo turístico. Esta humilde localidad portuguesa parece haber alcanzado el equilibrio adecuado entre desarrollo y tradición, a diferencia de otros lugares más conocidos como Leiria, Coimbra o Estoril. Nazaré se obstina en seguir abonando su imagen de ciudad aún no contaminada por la modernidad y más de un nazarenho dice todavía con un guiño que quizá también sea cosa de Nossa Senhora. Inocencia y encanto Iglesia de Nossa Senhora de Nazaré construida como homenaje en el lugar del milagro