Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22- 23 D 7 LOS DOMINGOS DE La trompeta del juicio final contra el Che Desde mi punto de vista, el comunismo es intolerable. Tan intolerable como la insidia, el oprobio y la maledicencia que se tolera en algunas partes, principalmente en los Estados Unidos, con tal de que se amparen en el anticomunismo. La iracundia macarthista y las destrezas maquiavélicas de la C. I. A. parecen dar la razón al doctor Samuel Johnson cuando afirmaba que el patriotismo es el último refugio de los granujas Este exabrupto del doctor Johnson, pronunciado hace doscientos años, descubre por vía de exageración la baja calidad moral de quienes combaten un fanatismo con otro. ¿Acaso la revolución cubana fue la consecuencia de un saludable proceso de desarrollo económico y social? El error de Fidel Castro al dar un giro francamente marxista a la revolución de Cuba no impide entender las graves razones que le condujeron a Sierra Maestra. Esas graves razones fueron entendidas muy bien por todos los americanos del Sur, desde Méjico a la Patagonia, hasta el punto de que Batista acudió al expediente de proclamar la muerte de Fidel Castro. Ocurría esto a finales del año 1956. Pero el 24 de febrero de 1957 apareció en el New York Times la primera de tres largas entrevistas de Herbert Matthews con Castro. Matthews y el Times de Nueva York merecieron ser anegados por una ola de calumnias y vituperios, simplemente por haber demostrado que Fidel Castro vivía. Fue la necesidad urgente de que Fidel estuviera muerto lo que hizo crecer el mito fidelista. Ahora también existe la urgente necesidad de que Ernesto Che Guevara haya muerto. Pero no es la primera vez que muere. CÁNDIDO (11 de octubre de 1967) formes oficiales, se encontraba con una guerrilla envuelta por los regulares del Ejército. Hubo un breve combate de fusilería en el cual, además de algunas bajas militares, murieron siete guerrilleros, cuatro de ellos cubanos. En el encuentro, pereció el Che La diplomacia norteamericana, hasta ahora, se ha guardado mucho de aceptar la versión boliviana. Espera pruebas concluyentes. No es la primera vez que se declara su muerte. Poco después de abandonar Cuba, hace unos dos años, se le supuso muerto en la guerra civil dominicana. Más tarde se dijo que había sido capturado en Perú. Luego se afirmó que se encontraba escondido en Argentina. Más tarde se le situó en el Congo, después en Vietnam. Ahora aparece, al parecer muerto, en Bolivia, dejando tras de sí una estela romántica. Yo conozco a una dama argentina, casada ahora en Washington, vecina de los Guevara en la ciudad de Rosario. Estela romántica La suya era una familia importante y desquiciada en la alta sociedad de Rosario. El Che estudió medicina en Buenos Aires y se fue a Bolivia en 1952, a los veinticuatro años, y a Guatemala en 1956, y a la conspiración de su amigo Fidel Castro en 1953... Buscaba, como decía hace unos días, la yugular continental. Si es cierto que Guevara ha perecido, como dice Bolivia, el foco continental de la guerrilla, la idea de las guerras de liberación, los varios Viet- nam continentales, habrán sufrido un golpe probablemente irreparable. Pero, como escribía el otro día desde Sudamérica un corresponsal de Times de Nueva York, C. L. Sulzberger, Ernesto Guevara es totalmente implacable, pero hay algo en él de valor y de poesía... Es nuestro enemigo, pero tanto si reposa en una tumba anónima o escapó otra vez, merece nuestro honor y respeto Opino lo mismo. José María MASSIP (11 de octubre de 1967) Arriba, la célebre imagen del Che muerto realizada por el fotógrafo boliviano Freddy Alborta. En la otra página, con Fidel Castro poco después de la Revolución Cubana. Pese a que su muerte tardó unos días en confirmarse, los grandes rotativos mundiales como ABC informaron puntualmente del combate entre miembros del ejército boliviano y los guerrilleros del Che y de la posterior identificación del cadáver de éste. A la derecha, una imagen del revolucionario argentino en el Campus de la Ciudad Universitaria de Madrid- -en una visita que realizó a España en 1959- y el Che jugando al béisbol