Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
5 10 08 ACTUALIDAD Escándalo global Muerte made in China medicinas falsificadas, comida para animales defectuosa, juguetes peligrosos para los niños y dentífricos tóxicos. Lo barato a veces sale muy caro POR PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL l sello Made in China nos rodea por todas partes en nuestra vida cotidiana, desde esos vasos, manteles, sofás y estanterías de plástico que salen tan bien de precio hasta las bicicletas que suelen pedir los niños a los Reyes Magos, pasando por iPods, iPhones, televisores de plasma, reproductores de deuvedés, ordenadores, videoconsolas, cámaras de fotos, pantalones, camisas, zapatos, calzoncillos y un largo etcétera que daría para completar las dos páginas de este reportaje. Sólo hay que dar la vuelta a cualquier producto que tengamos a mano para toparse con la leyenda Made in China auténtico símbolo de la globalización del siglo XXI. No en vano en la ciudad de Wenzhou, se fabrica el 80 de los mecheros y el 75 de las gafas de sol que se venden en todo el mundo; en Datang se produce la tercera parte de los calcetines del orbe y de las factorías de Songxia salen 350 millones de paraguas al año. Gracias a las reformas capitalistas que, tras la muerte de Mao, puso en marcha Deng Xiaoping, el gigante asiático se ha convertido en la fábrica del mundo y ha revolucionado la economía y la política del planeta. Cientos de millones de personas han salido de la pobreza, las grandes multinacionales se han instalado en el país en busca de su barata mano de obra y de su quimérico mercado de 1.300 millones de potenciales consumidores al tiempo que los productos chinos han invadido los mercados. Más de un trabajador europeo o norteamericano se ha quedado en la calle porque sus empresas han cerrado las fábricas y se han deslocalizado a China, pero todos esos problemas se nos olvidan cuando compramos un bolso falsificado de Louis Vuitton por 15 euros, una copia en deuvedé del último Indiana Jones por un euro o unas zapatillas piratas de Adidas por cinco. Al margen de las multimillonarias pérdidas que estas violaciones de los derechos de propiedad intelectual generan a las grandes marcas de diseño, el verdadero problema surge cuando lo que se imita no son relojes Rolex o camisetas de Dolce Gabanna, sino medicamentos y alimentos. En China se produce buena parte de las medicinas y comidas preelaboradas que se consumen en la sociedad occidental, donde rara vez se comprueba el origen de dichos artículos. Por ese motivo, el El escándalo de la leche adulterada con melamina es el último de una prolija serie que incluye E Una larga historia de atentados a la salud Juguetes peligrosos Entre julio y agosto de 2007, Mattel retiró del mercado 21 millones de juguetes en todo el mundo porque los niveles de plomo contenidos en sus pinturas eran perjudiciales para los niños ABC Raviolis intoxicados AFP Cientos de consumidores japoneses resultaron intoxicados por comer dumplings (famosos raviolis rellenos) importados de China Leche en polvo adulterada En 2004, al menos 13 niños murieron y 200 sufrieron malnutrición por ingerir leche en polvo que no contenía elementos nutritivos