Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
5 10 08 EN PORTADA Una mujer toma el sol en la margen izquierda del Ebro frente a la central nuclear de Ascó, en una imagen del pasado agosto ABC gran aportación será, sobre todo, de eficiencia energética en el aprovechamiento de los materiales de fisión afirma Martínez- Val. En la actualidad, la generación IV constituye apenas un ramillete de media docena de modelos en desarrollo teórico paralelo, de los cuales sobrevivirán a la criba técnica uno o dos. Las opciones triunfadoras deberán operar comercialmente allá por 2030. El científico de Euratom explica a ABC que los modelos con mayores posibilidades son el francés, refrigerado por sales de sodio fundidas, y los que trabajarán con plomo fundido y gas como refrigerantes... Todos operarán a altas temperaturas, por encima de los 900 grados; algunos podrán emplear el torio como combustible en lugar del uranio; y otros, concebidos como reactores reproductores, obtendrán casi el cien por cien de toda la capacidad energética del combustible nuclear No está mal, si se considera que las actuales centrales aprovechan apenas un 0,6 del potencial energético del uranio, y que la fisión total de un solo gramo de uranio- 235 proporcionaría un altísimo rendimiento energético de 1 Mwd (megavatio día 24.000 kilovatios hora) es decir, lo mismo que la combustión de 2,1 tep (toneladas equivalentes de petróleo) En el desarrollo de la generación IV participan EE. UU. Gran Bretaña, Francia, Suiza, Canadá, Japón, Corea del Sur, Argentina y Brasil. Estos países, junto con Rusia, la India y China, diseñan el futuro de la energía nuclear. España no está en ese futuro. Aunque la madre de todas las paradojas, señala Gutiérrez Jodra, es que España participa activamente en el proyecto ITER para el desarrollo de la energía nuclear de fusión- -la energía del Sol- e incluso optó a albergar el reactor, honor que se ha llevado Francia... mientras nuestro Gobierno mantiene una férrea oposición a las nucleares, que es tanto como decir fusión nuclear sí, fisión nuclear no Nucleares ¿Por qué no? (Viene de la página anterior) de la generación I, los pioneros, que cubrieron a mitad del siglo pasado los primeros tres lustros de desarrollo comercial de la energía atómica. Pero, como el futuro ya está aquí, la generación III+ la tres plus cuenta en avanzado estado de construcción reactores en Francia, Finlandia, Japón y Corea del Sur que aplican tecnología y sistemas de seguridad punteros. Son la avanzadilla de los nuevos reactores, que deben operar a pleno rendimiento para 2012. Gutiérrez Jodra afirma que son más baratos, sencillos, eficientes y seguros porque en ellos se ha aplicado un rediseño optimizado de los sistemas de seguridad, con una gran simplificación de circuitos, de cableado y de tuberías; la instrumentación es totalmente digital, apoyada en sistemas informáticos duplicados, y la respuesta ante contingencias es automática, no depende del factor humano, e instantánea El propio concepto de la seguridad ha dado un enorme salto cuali- tativo. Se ha pasado de un método determinista para prevenir los riesgos, basado en el estudio de los casos límite, como sería la pérdida total del refrigerante del reactor, a un método probabilístico que tiene en cuenta todas las eventuales causas que provocarían fallos paralelos y en cadena... y estos análisis probabilísticos se aplican también al diseño de los reactores III+ Gutiérrez Jodra explica que la cobertura de todas las eventualidades parte de una defensa en profundidad que trata de poner entre el riesgo y las personas el mayor número de barreras... Por ejemplo, el uranio y los productos de fisión van encapsulados en cerámica, depositados en tubos de envainado, luego en la vasija del reactor, en un doble edificio de contención... y así sucesivamente hasta llegar al perímetro de seguridad personal exterior, alrededor de la central Las centrales de la generación IV avanzarán algunos pasos en materia de seguridad, pero no encarnarán un salto cualitativo... Su Alto rendimiento energético Defensa en profundidad Reticentes y favorables en el Gobierno Solbes, cuestión de coste Secunda la moratoria de Zapatero pero por diferente razón: el coste de la gestión de los residuos radiactivos. Aun así, no se opondría a alargar la vida de las centrales existentes Zapatero, el antinuclear Se autodefinió en 2005 como el más antinuclear del Gobierno. Es tan firme su oposición que impide el debate en el Ejecutivo. Argumenta que sólo así se impulsarán las energías renovables 0 1 2 3 4 5 6