Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30- 31 D 7 LOS DOMINGOS DE PIXI Y DIXIT Hay mayor intolerancia hacia la disidencia hoy que en los 60 Neil Young. Cantante SUPERCOSAS De las personas que menos me fío es de los que van de mosquitas muertas Maribel Verdú. Actriz R. AVEDON esta chica (en serio) Lo suyo con el bigote debe de ser como lo de Nicholas Cage en Corazón salvaje con su chaqueta de piel de serpiente (que era suya en realidad) un símbolo de su individualidad y su creencia en la libertad personal. Nada más entrar en la sala, a la izquierda, te atrapa una de las más famosas obras de Avedon. La de los Duques de Windsor (Nueva York, 1957) Quizá sea leyenda lo de que al verlos tan fríos y estirados en la suite del Waldorf Astoria recurriera a una mentirijilla animal. Les dijo que yendo hacia el hotel su taxi había atropellado a un perro, que había muerto en el acto, y con ello consiguió una imagen de la pareja que puso de los nervios a muchos. Lo que no es leyenda es la cara de susto a dúo. Memorable. Como dijo China Machado, antigua modelo y luego editora de Harper s Baazar Avedon consiguió que Eduardo VIII y Wallis Simpson tuvieran aspecto de sapos. Pero mi favorita es la enorme y desgarradora foto de Dorothy Parker (Nueva York, 1958) Creo que jamás la colgaría en mi casa porque si no acabaría colgándome yo. Su expresión de tristeza supera por muchas cabezas a la de los Windsor (también en tamaño) Las inmensas bolsas en los ojos, los dientes oscuros asomando por una boca entreabierta resaltada por el carmín y una cara que entristece al más entregado a la alegría. Richard Avedon fue criticado después de Nothing Personal (1964) su segundo libro, por representar a celebridades como fenóme- nos y monstruos (Carson McCullers, sin ir más lejos, ya que estamos en zona literaria, da la impresión de ser una retrasada abandonada en alguna institución mental) Era una época en la que se esperaba una deferencia en los retratistas. Un crítico de Time escribió que la lente de Avedon era un instrumento de distorsión más cruel que el lápiz de un caricaturista. El fotógrafo se defendió alegando que simplemente contaba la verdad de una persona. Que si, por ejemplo, Dorothy Parker parecía una alcohólica, era probablemente porque era una alcohólica. Cosa que habría apoyado la zorra de Lillian Hellman, su albacea, que cuando se negó que la herencia, como Parker había estipulado, pasara a la NAACP (National Assotiation for the Advancement of Colored People) dijo: Una cosa es tener un sentimiento real a favor de los negros, pero ese sentimentalismo ciego por la NAACP un grupo tan con, servador que hasta muchos negros no le tienen el menor respeto, es otra. Seguro que estaba borracha cuando hizo eso Avedon era un genio. También un visionario. ¿A quién retrata en la campaña del 2004? A un senador por Illinois que interviene en la Convención Demócrata de Boston. A Barack Obama. Ésta es en color. La serie favorita de la protagonista de Hannah Montana es Sexo en NY Carrie es Miley iley Cyrus (Hannah Montana) al final lo va a conseguir. En el reportaje de Vanity Fair con ridículas fotos en sábana (by Annie Leibovitz) decía que su serie favorita era Sexo en Nueva York Y ahora Candace Bushnell, autora de los artículos y el libro que dieron lugar a la serie y la película, ha sugerido el nombre de Miley para hacer de Sarah Jessica Parker en el instituto si su novela (precuela, sobre los años jóvenes de Carrie) llega a la pantalla. M una cougar (puma) esa expresión tan de moda que califica a una mujer madura que sale (o se casa) con un hombre joven. Una palabra tan utilizada ya que hasta Cybill Shephard la usó el otro día como acción cougaring Capazas sin forrar ay cosas difíciles de entender. El otro día me preguntaban cómo era posible que se viera en España tanta ropa de Abercrombie Fitch si no se vende aquí (y es verdad que nunca se vio tanta ropa de GAP) Modas. Y la moda, o es absurda o más vale que no exista. Y moda es la de los Goyard. Esa todavía no ha llegado en masa, pero llegará (con lo cual, llevar colgado del brazo una pieza de la marca francesa de maletería dejará de ser cool como ha pasado con A F) En Nueva York, los bolsos Goyard se cuentan por docenas por las calles. Ya los hacen falsos (creo que el falso llega a las calles antes que el verdadero) pero una intuye que la mayoría de sus portadoras (o portadores, más raramente) ha pagado mil dólares por una capaza sin forrar. H Stanwyck fue cougar obert Wagner cuenta en sus memorias Pieces of My Heart su relación de cuatro años con Barbara Stanwyck. Se conocieron en el set de Titanic (1953) y la actriz de Perdición estaba recién divorciada de Robert Taylor. Él tenía 22 años y ella 45. Al parecer era un secreto que sólo conocían unos cuantos, entre ellos Spencer Tracy (el suyo con la Hepburn era un secreto a gritos) Tiene gracia saber que la actriz fue R NI SE TE OCURRA No es Gordon A Michael Douglas le preguntaron el otro día en Nueva York por la crisis financiera. Mi nombre no es Gordon tuvo que decir a un periodista que lo llamó así. A ver, es que querían saber la opinión de Douglas sobre la crisis porque, atención, hace un porrón de años (en 1997) hizo Wall Street película donde interpretaba a Gordon Gekko, tiburón financiero con frase: la codicia es buena. Es como si le preguntáramos a Sigourney Weaver por la reproducción de los gorilas, a Gracita Morales por cómo está el servicio, a Christopher Lee por el sabor de la sangre, a Martin Sheen por la moqueta del despacho oval o a Matt Lucas por la importancia de ser el único gay del pueblo. Michael Douglas, en su papel de tiburón de Wall Street