Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE N Aeródromo de Reims- Champagne Reims FRANCIA Chenay A 26 Reims A 1 E 46 Nogentl Abbesse A 4 Verzy A 4 Champfleury Chamery 0 Km 10 Pistas Reims está a 160 kms. de París. Se puede ir en TGV (tren de alta velocidad) en 20 minutos, o en autobús, casi dos horas. Qué visitar: La catedral. La puerta de Marte, La basílica de San Remí. Dónde dormir: Château de la Muire (a partir de 150 euros) Su restaurante Lássiette Champenoise (dos estrellan Michelin) tiene menús a partir de 150 euros, Le petit Comptoir (17 rue de Mars) Hay también estupendas brasseries Miguel Ruiz Montañez, autor del libro sobre El Papa Mago en las cuevas de la bodega de Henri Abelé, fundada en 1757 sangre, cometas que cruzaban los cielos de Europa durante tres meses inundándolo todo de luz... Fenómenos paranormales que siempre han gustado a la gente oír y narrar. Está demostrado por esas crónicas que sucedieron fenómenos que alentaron el terror al Milenio, tal y como predecía el Apocalipsis, en cuya lectura se fundaban predicciones que afirmaban que la vida estaba a punto de acabar, que Satanás volvería a la tierra en el año Mil en el que causaría un gran desastre. A los hombres de esa época le fascinaban tales historias. Siempre han sentido el deseo de pronosticar el futuro, pero en el año Mil ese entusiasmo era más fuerte que ahora. También es verdad que esas historias han servido para llenar muchas páginas de novela, como ésta de El Papa Mago Silvestre II era un hombre- -continúa Miguel Ruiz- -que combinaba perfectamente la sabiduría (su obra científica) con la leyenda, aunque de una forma destacada le ha superado ésta última. Por ejemplo, se le conoce como uno de los padres de los relojes dentados, como la persona que importó los numerales arábigos a la cultura occidental, e incluso como el sabio que adaptó el cero que habían desarrollado los hindúes. Pero todo eso casi se ha olvidado porque hoy sólo quedan las leyendas concebidas sobre su figura, como la que recuerda que pactó con el diablo y creó una máquina diabólica (el principal argumento del libro) o esa otra tan curiosa de que su lápida exuda una extraña sustancia cada vez que un Papa en ejercicio va a morir. Las leyendas le han superado (Pasa a la página siguiente) de Silvestre II, un personaje muy peculiar y fuente de inspiración del escritor malagueño Miguel Ruiz Montañez (autor de La tumba de Colón que ha pasado tres años recopilando datos para dar cuerpo a una novela de aventuras El Papa Mago con un contenido policiaco y de misterio muy intenso. La ha editado MR Editores y tiene como fondo Reims- -la región del champán- -y el particular legado que tan enigmático, sabio y peculiar personaje dejó oculto en uno de esos châteaux rodeados de preciosos viñedos donde crecen las uvas con las que se elabora el mejor espumoso del mundo. Con Ruiz Montañez hemos recordado en Reims la figura del Papa del Milenio, un personaje que da mucho juego para una novela de emoción, misterio, aventuras... Pero la obra está muy documentada, pues mezcla la leyenda con la realidad. Vivió en Reims durante dos décadas; primero como maestre de escuela, y después como arzobispo y aquí fue donde despegó hacia un corto papado (sólo le duró tres años y medio, del 999 al 1003) pero muy intenso, al coincidir con el Milenio. En Reims escribió muchísimo, inventó máquinas revolucionarias, relojes avanzadísimos en su tiempo... Hoy no hay nada suyo de aquellos años anteriores al año mil, pero en la ciudad queda, sobre todo, el nombre, la reputación y el honor de haber acogido como arzobispo a uno de los Papas más insignes y sabios que ha tenido la iglesia católica recuerda Ruiz Montañez, quien añade que a Silvestre II se le llamó El Mago porque nada más morir hubo quienes le atacaron con el argumento de que nunca habría podido ser Papa y sabio Inventor de máquinas y relojes Sabiduría y leyenda Los turistas se fotografían junto a la estatua de Dom Pérignon si no hubiese sido porque contó con la ayuda del diablo. Decían que pactó con Satanás para que no acabase con el mundo. nada (como mil años después, con aquel efecto 2000 Hay cronistas de aquellos años que describen hechos y acontecimientos increíbles que sucedieron en esa época, como la aparición de monstruos marinos circundando la tierra o lobos que atacaban las iglesias, crucifijos que lloraban Terror al Milenio La novela también recoge el efecto milenio que tanto ruido y miedo desató, pero que al final no fue