Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 D 7 LOS DOMINGOS DE Camarón, el desaparecido genio Camarón, el desaparecido genio de la Isla de San Fernando. de la Isla de San Fernando. Un revolucionario que hoy Un revolucionario que hoy forma parte ya de los clásicos forma parte ya de los clásicos con el folclorista e hispanista alemán Hugo Schuchardt, quien le ayuda a entender el sentido más profundo del folclorismo... o floklore que significa el alma de los pueblos y que nada tiene que ver con el costumbrismo tópico y decimonónico. De ahí pasa al análisis de las tradiciones orales y musicales españolas, sistematizando con rigor su estudio, lo que le hace afirmar en uno de sus textos: La obra del pueblo español, la del primero y más importantes de los factores de la historia patria, ha sido completamente desatendida hasta aquí, y por nadie estudiada; diríase, o que en España no ha existido pueblo, o que su papel se ha limitado sólo al tristísimo simbolizado en aquella fórmula que ha hecho considerar a algunos de nuestros concilios como el origen de nuestras Cortes: omni populo asentiente Un interés por las raíces de lo popular que le llevará a formar parte de la Sociedad Antropológica de Sevilla, a aplicar criterios de antropología a sus estudios, y a crear la Sociedad del Folklore andaluz aunando esfuerzos de estudiosos extremeños y andaluces. Su pasión por este campo de estudio casi inédito hasta ese momento se asemeja a la de su pariente por parte de esposa, el escritor romántico Agustín Durán, recopilador, antólogo y editor del famoso Romancero General gracias al cual se salvó la mayoría de las tradiciones orales de romances, villancicos, zéjeles y canciones flamencas que venían desde la Edad Media, y aún de más atrás, de las músicas y literaturas andalusíes. Espoleado por esta obra, en la que sus hijos aprendieron a leer, crea y dirige la Biblioteca de Tradiciones populares de la que entre 1883 y 1888 publicó once volúmenes. Y contagia su pasión a otros estudiosos como Luis Romero o Luis Montoto, que crean sendas academias. También publica una Colección de enigmas y adivinanzas y se adentra en el estudio del flamenco con la Colección de cantes flamencos De estas fuentes bebieron músicos como Manuel de Falla, Isaac Albéniz, Enrique Granados, Pau Casals o Manuel Penella, que incluyen temas, canciones, ritmos flamencos en sus propias composiciones sinfónicas. Y al aire de esta eminencia recobrada del flamenco, la compañía Universal Music ha reeditado también todos sus fondos, poniendo así en valor a aquellos hombres y mujeres que prestaron su voz y aportaron sus matices y manera de interpretar al duende -así lo caracterizó Lorca- -del cante jondo Sin olvidar a renovadores como Pitingo, Sara Baras, Tomatito o Manuel Cuevas, la colección quiere sacar a la luz a los históricos como Antonio Mairena, Arturo Pavón, Rafael Farina, Miguel de Molina, El Lebrijano, Manolo Caracol, Bernarda la de Utrera, la Paquera de Jerez, Bambino o José Menese, junto a clásicos como Manuel de Falla, Andrés Segovia, Paco de Lucía o Manolo Sanlúcar, y estrellas ya consagradas de la fusión como Lole y Manuel, Carmen Linares, Chano Lobato, Ketama o Raimundo Amador. El sello ha publicado también una serie de grabaciones de Flamenco para niños y una Enciclopedia del flamenco de la A la Z Mención aparte merecen dos figuras señeras, dos revolucionarios: Paco de Lucía y Camarón, el desaparecido genio de la Isla de San Fernando. De ambos se ha reeditado su discografía completa, además de un Camarón- Reencuentro que reúne nueve temas inéditos del artista. José Monge Cruz, conocido para la posteridad como Camarón de la Isla, nació en San Fernando (Cádiz) un 5 de diciembre de 1950. Segundo de ocho hermanos, fue apodado El Camarón por su pelo rubio. Desde niño ayudó a su padre en la fragua, en la que aprendió el cante casi como un juego. A la muerte de éste la familia pasó por fuertes apuros económicos, que propiciaron que Camarón comenzará a cantar ya desde los siete años por las ventas de los alrededores de San Fernando, y muy en especial en la Venta Vargas. Cantó junto a Dolores Vargas y la Singla. En 1962 ganó el primer premio del Concurso Flamenco del Festival de Montilla y tuvo su primera actuación profesional en Sevilla, en la feria de 1963. Antonio Mairena, impresionado al escucharlo, hizo que Miguel de los Reyes lo contratara para cantar en Málaga. Después, ya en Madrid, en el tablao Torres Bermejas conocería a Antonio Sánchez, padre de Paco y Pepe de Lucía. Paco y Camarón, de la misma quinta y similar talento, se entenderían muy bien, y trabarían una profunda amistad. Ellos han hecho que siga más viva que nunca la eterna leyenda del flamenco. Una leyenda que tiene sus orígenes en el mítico poeta y músico persa Ziryab el pájaro negro que, como cuenta Félix Grande, traería a tierras de AlÁndalus músicas y formas de origen greco- orientales, según unos, o hindúes o bizantinos, según otros. Cuentan que Ziryab añadió una cuerda más al laúd tradicional, una cuerda de tripa de león gracias a la cual ingenió un nuevo instrumento que sonaba no muy diferente de la guitarra flamenca. Encarnaduras del tiempo en rostros, voces e instrumentos que actualizan la herencia de tantos siglos, un cante universal, patrimonio nuestro y de la humanidad. Cante en la fragua ABC El flamenco se enraiza en el sentido más profundo del folclore, entendido como expresión del alma del pueblo y que nada tiene que ver con el tópico costumbrista