Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
21 9 08 EL ZOO DE PAPEL RADAR Fringe y la red fantasmal J. F. ALONSO J. J. Abrams, detrás de sus gafas de alumno aplicado, sabe tanto de tensión dramática y misterios en serie como de internet. Los teje con esa clase de perversa habilidad que siempre obliga a ver otro capítulo, otra temporada. Lost (Perdidos) es, quizá, su obra maestra en televisión. En esa isla improbable descubrió la importancia de internet para convertir un buen producto en una necesidad global. Hasta hay una lostpedia que lo cuenta (es. lostpedia. com wiki Portada) además de infinidad de blogs y páginas de fans que retransmiten y multiplican cada novedad en el set de rodaje. En este principio de curso, mientras afina su versión de Star Trek (startrekmovie. com) que se estrenará en 2009, Abrams regresa a la televisión con Fringe, una vuelta de tuerca al universo de Expediente X. El episodio piloto se emitió en Estados Unidos a principio de mes, y, cuatro días después, en la taquilla de Digital en España, una rapidez insólita. Abrams se ha gastado diez millones de dólares en este primer golpe, y un cheque con tantos ceros necesita de la difusión viral y planetaria que sólo proporciona internet, la red fantasmal como se llama el tercer capítulo de la serie. Todo suma: fans (también en España, fringe. es) descargas (el primer episodio, con subtítulos en español, está en mininova. org, entre otros sitios) enigmas inquietantes y, claro, más wikipedias: fringewiki. fox. com. El cuadro de la gorda de Lucien Freud lo compró el megamillonario ruso Abramovich para el museo que le ha puesto a su novia Un capricho La gorda era para el ajuar de la novia POR ROSA BELMONTE espués de una odisea por el aeropuerto de Boston, y ya en la puerta de mi vuelo, veo en el quiosco que la portada de octubre de la revista Esquire se mueve. Mis ojos. Veo visiones, las lentillas se me están disolviendo en los ojos. De hecho, en el pasillo, mientras corría, casi tropiezo con las mecedoras blancas (meciéndose) donde la gente está sentada frente a los cristales para ver la pista, igual que si estuvieran en un porche de la ciudad sureña de Matar a un ruiseñor (uno de los libros que no le gustaban a Sarah Palin; y éste es todo el Daily Palin de hoy) Es verdad que lo de la revista Dice Allary que los esnobs de hoy son los que se pasman ante los conejos de Koons. Pero el esnobismo tampoco está muy lejos de los millonarios rusos Esquire me sorprende menos que las mecedoras, pero tiene su aquel. Es como un letrero a lo Times Square. El ingenio (tinta electrónica) hace que las letras se muevan y las imágenes se enciendan y apaguen. No todos los ejemplares lo tienen pero hay una edición limitada para conmemorar el 75 aniversario. El siglo XXI comienza ahora dice en la cubierta. Hombre, pudimos tener la absurda discusión de si empezaba en 2000 o en 2001, pero a ver si es hay que mandar estos ocho años a algún limbo de los siglos. En el interior de la publicación se encuentran las 75 personas más influyentes del siglo XXI. Me la compro (también el People con El vuelo 627 cruza el Atlántico, HamburgoBoston. Una tormenta. Un hombre se siente indispuesto y se inyecta insulina, o algo que lo parece. Y entonces, lo impensable. El avión del terror. Nunca he visto nada como lo J. J. Abrams, de Perdidos a que está pasando Fringe con la actriz Anna Torv aquí dice alguien. Cuerpos translúcidos, carne disuelta, una investigadora del FBI que recuerda a Scully (Olivia Dunham, interpretada por Anna Torv) un científico con fama de doctor Frankenstein que sale del loquero para echar una mano, una empresa (Massive Dynamics) con pinta de mala, mala. Para los serieadictos, empieza el ritual: estreno en EE. UU. el ordenador que trabaja, el tesoro recién descubierto. D