Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10- 11 D 7 LOS DOMINGOS DE No siempre... Aquellas chicas ye- yé del mundo árabe. Fotografía de Hisham Abdel Hadi. Palestina, 1963. Colección AIF Familia de Abdel Hadi Miradas sin miedo a un mundo desaparecido Tal como éramos. A los árabes también les gustaba hacerse fotos. Una fundación libanesa airea un legado insólito. Cómo se veían a sí mismos en Oriente Medio a través de la lente. Un mundo casi perdido TEXTO: ALFONSO ARMADA La foto árabe S entadas sobre el capó de un BMW arcaico con matrícula de Jordania, las tres jóvenes con pelo cardado, faldas por la rodilla y zapatos de tacón, remiten a la España de los sesenta. El título de la fotografía tomada por Hisham Abdel Hadi en 1963 en Palestina, abre un abanico de interpretaciones: No siempre... Se trata de una época de la que casi no queda ni rastro, un mundo borrado. Resulta llamativa la ausencia de archivos fotográficos en el mundo árabe, sobre todo de archivos forjados, conservados y dirigidos por oriundos de la región. Una hipótesis improbable es la aversión del islamismo hacia la imagen. Pero nos parecemos demasiado. Zeina Arida, directora de la Fundación Árabe de la Imagen (FAI) fundada en Beirut en 1997 para preservar, estudiar y difundir el legado fotográfico de Oriente Medio y el norte de África, lamenta que esa historia fotográfica esté no sólo plagada de lagunas sino que además haya sido contada como si fuera el relato de una victimización o como un sujeto exótico, una fantasía oriental, semejante a la que denunciaba Edward Said en Orientalismo El número 7 de la revista C International Photo Magazine da cobijo a fotógrafos profesionales y aficionados de Oriente Próximo La revista C International Photo Magazine incluye en el número que acaba de salir a la calle una impresionante galería fotográfica de Oriente Medio, tanto de profesionales como aficionados, con una amplia selección de los fondos de la propia Fundación Árabe de la Imagen. Explica Arida desde Beirut que la fundación nació de una pequeña idea que rápidamente echó raíces a mediados de los años noventa, cuando dos artistas mostraron su preocupación por la carencia de archivos fotográficos en el mundo árabe. No hay duda de que el legado fotográfico de esta parte del mundo ha sido recogido en universidades, museos y colecciones privadas de todo el mundo, sobre todo las de carácter exótico. Sin embargo, todavía ha sido dedicado poco tiempo y esfuerzo a pensar cómo los árabes han creado sus propios modismos en el universo fotográfico, es decir, la manera en que fueron capaces de cambiar la fotografía y dejar su impronta Fueron estas inquietudes, recalca Arida, las que llevaron a los fotógrafos Samer Mohdad y Fouad Elkoury a unir sus fuerzas, a las que pronto sumaron las del videoartista Akram Zaatari. Sus conversaciones preliminares giraron en torno a la posibilidad de crear un archivo fotográfico basado en Beirut, no en vano los tres artistas eran de origen libanés y la ciudad estaba emergiendo en ese (Pasa a la página siguiente)