Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
7 9 08 ASÍ LO CONTÓ ABC 8 DE SEPTIEMBRE DE 1978 Hace 30 años, en la madrugada de ese día, murió el primer mito de nuestro fútbol. Portero del Espanyol, Barcelona y Real Madrid, fue la selección quien le catapultó a la cumbre. ABC realizó aquella noche un gran despliegue informativo para ilustrar la vida y milagros del guardameta que marcó una época Zamora, adiós a una leyenda icardo Zamora Martínez nació en Barcelona el 21 de enero de 1901. Sintió la afición al fútbol en sus años infantiles, en que destrozaba ropas y zapatos pateando todo cuanto sobresalía del suelo. Los padres estaban en contra de la afición del pequeño Zamora, sobre todo desde que una herida en el pie derecho se le infectó, se le inflamó la pierna y estuvo a punto de tener un disgusto serio con la gangrena, que una intervención quirúrgica evitó. Zamora prometió a sus padres dejar el fútbol para siempre, pero dos meses después ya jugaba otra vez por las calles de delantero centro, puesto que le gustaba mucho más que de portero. Sus estudios de bachiller- -quería ser médico- -no progresaban en la medida debida y pronto, a los trece años, encontró plaza en el Universitary, equipo con sede cercana a la Universidad y en el que actuó preferentemente de portero. R Allí conoció a otro chico de su edad, José Samitier, que jugaba en el Internacional. Samitier fue luego a parar al Barcelona y Zamora al Español, donde estuvo un par de temporadas, jugó un campeonato regional, salió de tournee fuera de los límites de la región y hasta llegó a retirarse definitivamente Pero el presidente del Barcelona, Gamper, le convenció para que continuase en el fútbol, en su club y de portero. Al año de estar en este equipo la fama de Zamora como guardameta se extendió entre los iniciados españoles. Con el Barcelona fue campeón de España en 1920, contra el Athlétic de Bilbao. Pocas semanas después salía para disputar los Juegos Olímpicos de Amberes, donde se clasificó España en segunda posición. De allí, a la fama. El éxito de Zamora en su proyección a España fue sensacional. En total, en siete años la selección nacional 1920- 1927 ha jugado veintiún partidos con Zamora en la puerta y sólo ha encajado diez goles. Varios partidos terminan con el resultado de uno a cero a favor de España. Los españoles marcaban un gol y allí estaba Zamora para mantenerlo. De ahí el dicho popular de uno a cero y Zamora de portero Mientras tanto, Zamora ha cambiado de club. En 1923 se marchó del Barcelona. El Español le había ofrecido mejores condiciones económicas: una prima por firma de 20.000 pesetas y 1.000 mensuales. El Barcelona sólo había llegado a pagarle 15 duros al mes. Pero el Barcelona recurre a una disposición en la que se determina que los traspasos requieren la conformidad del club de procedencia y Zamora es castigado a un año sin jugar. Ricardo Zamora, que fue también campeón de España en 1929 con el Español, ficha en 1930 con el Real Madrid, por 100.000 pesetas para el club catalán y 50.000 para el portero. Con este equipo fue campeón de Liga en 1932 y 1933, y campeón de Copa en 1934 y 1936. En su último partido, en la final de Copa que jugó contra el Barcelona, hizo una de las mejores paradas de su vida, que permitió al Madrid vencer por dos goles a uno. Tras la guerra civil se hizo entrenador, cargo que desempeñó en el Atlético Aviación (luego, Atlético de Madrid) Atlético Madrileño, Celta de Vigo, Málaga y Lasalle de Caracas. También fue seleccionador nacional en 1952. ABC