Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE REINA DE LA BELLEZA Ganó el concurso de belleza de Wasilla (Alaska) donde también fue elegida Miss Simpatía ESTUDIANTE DE POLÍTICAS En su dormitorio en la Universidad de Idaho, donde se graduó en Ciencias Políticas y Periodismo CAZADORA La BALONCENTISTA Sarah, derecha, posa junto a sus hermanos. Fue capitana del equipo de baloncesto y líder de Atletas Cristianos candidata a vicepresidenta posa junto a una de sus hijas y un caribú que acaba de cazar en Alaska Princeton. Nació en Idaho y ahí cursó periodismo y ciencias políticas, gracias a una beca obtenida como premio en el susodicho concurso de belleza que ganó ya en Wasilla (Alaska) después de trasladarse a vivir ahí con sus progenitores. Su padre era maestro y su madre, secretaria en la escuela donde este maestro daba clases. Así se conocieron. Los entornos estudiantiles parecen ser esenciales en la vida amorosa de esta familia: Sarah conoció en el instituto a su marido, Todd, con el que se fugó para casarse a los veinticuatro años, algo no tan lejano a lo que ha hecho su hija Bristol al quedarse embarazada a los 17 de su noviete de la high school También se mantiene generación tras generación la preferencia de las mujeres de esta familia por hombres del tipo sano y deportivo: el padre de Sarah era senderista y cazador, su marido caza, pesca y es campeón de motos de nieve, el padre del futuro hijo de Bristol es la estrella local de hockey, un deporte muy caro a los Palin. La nueva candidata se define orgullosamente como hockey mom es decir, una madre que lleva cada día a sus hijos a jugar al hockey. Me gustan las hockey moms proclamaban algunas pancartas que le dieron la bienvenida en la convención republicana. Si es cierto que Sarah lleva personalmente a sus hijos a jugar a hockey habrá que reconocerle el don de la ubicuidad. En 1992 empezó a cortejar un sillón en el consistorio de Wasilla, en 1996 ganó la alcaldía, en 2006 culminó una batalla de más de tres años por ser la gobernadora de Alaska. Y ahora, sólo cuatro meses de dar a luz un niño con síndrome de Down, se dispone a luchar por la vicepresidencia de los Estados Unidos. ¿Cómo lo hace? se preguntan muchos, que por un lado restan importancia a su currículum, con el argumento de que Alaska quizás es el estado más grande de la Unión, pero también el más despoblado, y por otro la acusan de tener una carrera política frenética incompatible con la crianza de cinco hijos. Una objeción que ha sido formulada incluso desde las bases demócratas, lanzando a las republicanas a un inaudito contraataque: ¡a ningún político varón se le ha preguntado nunca si su familia era demasiado numerosa para impedirle gobernar! ¿Tan difícil es entender que una mujer lo quiera todo, su carrera y su familia, y que su marido la apoye incondicionalmente en eso? A diferencia de Bill Clinton, cuya carrera ha ensombrecido una y otra vez la de su esposa, Todd Palin posee un negocio propio que le va muy bien pero que está a años luz de las ambiciones de su esposa, lo cual le permite estar disponible para sus hijos. ¿Significa eso que en casa de la conservadora, marido de palo, con los roles tradicionales invertidos? ¿Es Sarah una madre latifundista? No parece a juzgar por la intensa imagen de unidad del clan, lo más parecido a unos Kennedy de derechas, con sus pecadillos incluidos. Bristol Palin, que empezó esta semana siendo el talón de Aquiles de la candidatura de mamá, podría acabarla siendo uno de sus puntos fuertes. Una verdadera imagen de marca. No ha sentado muy bien entre los bienpensantes la gestación de Bristol, que además da munición a los que critican la política de su madre de oponerse a la formación sexual en las escuelas. Pero una vez pasado el primer susto, la imagen de Sarah Palin puede salir in (Pasa a la página siguiente)