Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
31 8 08 CLAVES DE ACTUALIDAD BEATRIZ MAESTRO Relaciones con la Prensa El reconocimiento es la mejor recompensa IRENE FERNÁNDEZ Guardia. Primera mujer del Instituto Armado asesinada por ETA. Cayó junto a su compañero José Ángel de Jesús Encinas el 20 de agosto de 2000 en Sallent de Gállego (Huesca) Nadie la olvida FRANCISCO SECO impactante, más que por los compañeros por los propios ciudadanos. Pero me he hecho respetar acercándome a ellos con la participación en todas las actividades del pueblo, incluso yendo a misa todos los domingos para que me sintieran más cerca aunque no sea muy creyente. Tengo a mis órdenes a diez guardias. La seguridad ciudadana, que es nuestra dedicación, es la especialidad más antigua y la que lo engloba todo. Hay que saber de medioambiente, tráfico, información, extranjería... Un trabajo muy absorbente con dedicación exclusiva 24 horas: vivo encima de la oficina y el timbre de atención al ciudadano que hay en el puesto, como en todos, suena en mi casa En septiembre se presenta para alférez. Otro sueño: ser oficial. Y volver a la Policía Judicial. Su pareja, que es sargento, ha aplazado el intento de ascenso: dos cambios de destino a la vez serían absolutamente incompatibles con una vida más o menos familiar. Ahora- -me dice- -somos nosotras las que tiramos del carro Suerte. Beatriz Maestro Un sargento para la Prensa Fue niña de cuartel, allá en Navas del Rey, y la única de tres hermanos- -los otros varones- -a la que nadie preguntaba ¿y tu no quieres ser guardia civil? Así que acabó la selectividad y lo soltó. Al padre se le cayó la baba, claro; y a la madre se le encogió el corazón. Ingresaba en el Benemérito Instituto diez años después de que lo hicieran las pioneras y su destino fue el servicio rural, justo al cuartel que la vio nacer. Entonces los compañeros de su padre fueron los suyos. El ascenso a sargento la llevó a la Oficina de Relaciones Informativas y Sociales (ORIS) de la Dirección General donde hace lo imposible porque se conozca la labor de cada día. Vengo de abajo y sé lo que cuesta estar en la calle, tratar de solucionar los problemas de la gente, tomar decisiones... Al final, es la mejor recompensa a la dureza del trabajo Por eso le duele el descarte diario en la información que maneja sobre todas las operaciones de todas las unidades. Un mundo. Siempre con la objetividad como bandera, con la luz en la cara cuando la noticia es la aprehensión de droga, la detención de un criminal o la desarticulación de un comando. Y haciendo de tripas corazón cuando el anuncio es el asesinato de un compañero, como el de Fernando Trapero, en Capbreton, polilla como ella. Me vi en él Y en la abnegación, el sacrificio y la ilusión. Es la pasión sin límites. La que late, para todas ellas, en la entrega total. Un todo por la patria sin peros. ABC Mujer y Guardia Civil Veinte años de pasión (Viene de la página anterior) en CSI trincan a los malos en un pis- pas. Operaciones de libro hemos tenido pocas. Lo nuestro es mucho trabajo; hay cosas que no se enderezan, que no encuentras ¿Existe el asesinato perfecto? Los hay más precavidos- -las series televisivas dan muchas pistas- -y puede haber un cúmulo de casualidades favorables al criminal. También hay mucha gente que se niega a colaborar. Es indignante. Y es verdad que los criminales se han ido haciendo más fríos, al amparo de unas leyes muy garantistas que protegen mucho al delincuente. Por eso lo más gratificante es dar satisfacción a la familia de la víctima. Eso nos mueve. ¿Lo peor? Tener indicios claros y fuertes y no conseguir una prueba fundamental; y también es terrible los crímenes de niños, que yo no he tenido, aunque sí secuestros como el de Jeremy En su grupo sólo son dos mujeres. No quiero pensar que nosotras lo vemos todo. Somos un equipo; pero es verdad que somos muy meticulosas ¿Se mata más que antes? Se le da mucha publicidad. El crimen vende mucho, somos muy morbosos: mi marido asistió a un hombre que se había tirado al tren y tuvo que apartar a un montón de gente que como loca tomaba fotos Dolores Acosta Comandante de puesto Esta sargento soñaba con servir a España. Primero en las Fuerzas Armadas, luego en la Benemérita. Más estabilidad, mejor sueldo, más promoción y más contacto con el ciudadano Tras cuatro años en un equipo de Policía Judicial en el aeropuerto de Barajas, fue destinada como comandante de puesto a Villa del Prado (7.000 habitantes) en Madrid, para sustituir a un sargento que había ocupado esa plaza veinte años. Un reto. Fue un poco